Bankinter completa los trámites para abrir sucursal en Portugal tras el visto bueno del BCE, del BdP y de la ASF

13/01/2016
Sucursal de Bankinter
  • El BCE, el BdP y la ASF han dado las autorizaciones necesarias para que Bankinter abra su sucursal en Portugal.

(Nota actualizada)

Bankinter ha obtenido en la primera semana de enero las autorizaciones del Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Portugal (BdP) para la constitución de su sucursal bancaria en ese país.

En paralelo, el supervisor luso de seguros y fondos de pensiones (ASF) ha autorizado a Bankinter Seguros de Vida, sociedad controlada al 50% por Bankinter y Mapfre, para que constituya sucursal lusa y complete la adquisición del negocio de seguros de vida y pensiones con la que Barclays opera en el mercado portugués.

Ello supone también un paso previo y decisivo para que, una vez obtenida la autorización del Ministerio de Economía y Competitividad español, Bankinter pueda asumir en abril el control de los negocios de banca de particulares, banca privada, banca corporativa y seguros de vida objeto del contrato de compra  firmado con  Barclays el pasado mes de septiembre. A partir de este momento, comenzará un proceso de integración, que durará unos doce meses más,  para integrar las plantillas, equipos, sistemas operativos, plataformas tecnológicas, políticas y modelos de negocio de ambos bancos.

En los cuatro meses que han transcurrido desde el acuerdo de compra Bankinter ha podido ratificar que los negocios adquiridos a Barclays en Portugal suponen una excelente plataforma para acelerar su internacionalización y aprovechar las enormes oportunidades de crecimiento que brinda el mercado portugués. Portugal es un país en el que, ya desde hace tiempo, Bankinter deseaba tener presencia por su cercanía y potencial, con una economía que ha iniciado la senda de la recuperación y con un sistema financiero que goza de mayores márgenes que el español y se encuentra en pleno proceso de consolidación y reestructuración.

El banco entra en Portugal a través de una entidad financiera que ya está saneada tras acometer duros ajustes en los últimos dos años; que cuenta con un tamaño asumible, una plantilla cualificada y un perfil de negocio y clientes  –muy centrado en banca privada y  empresas- que guarda muchas similitudes al de Bankinter. El modelo de Barclays Portugal encaja perfectamente en el modelo de negocio de Bankinter que está muy enfocado en clientes de rentas medias y altas y empresas, que está basado en un modelo de distribución multicanal, con altos niveles de venta cruzada y eficiencia y que está avalado por una gestión prudente y exitosa del riesgo de crédito.

En grandes cifras, el negocio retail de Barclays en Portugal cuenta con una cartera crediticia de 4.881 millones de euros, 2.936 millones de euros en activos gestionados fuera de balance, una red de 84 sucursales,  una plantilla de 1.000 empleados y 185.000 clientes, de los cuales 20.300 son empresas. En este sentido, la operación permite a Bankinter incrementar un 11,3% su cartera crediticia –hasta los 47.993 millones de euros-, un 15% los activos gestionados fuera de balance –que superan los 23.000 millones de euros- y un 30% su base de clientes, que alcanza los 812.000 clientes.