Pedro Guerrero sostiene que las fortalezas de Bankinter permitirán al banco competir con éxito en un entorno de crisis

20/05/2011

- El Presidente de Bankinter protagonizó hoy el III 'Almuerzo del Mercado', organizado por Gestiona Forum en la Bolsa de Madrid.
- Prudencia en la gestión del riesgo, solvencia, calidad de servicio, sentido de la oportunidad e innovación aplicada son, a su juicio, las claves del éxito.

El Presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, señaló hoy en el Palacio de la Bolsa de Madrid, durante el III 'Almuerzo del Mercado', organizado por Gestiona Forum, que las fortalezas y las ventajas diferenciales que, como entidad financiera, tiene Bankinter lo colocan en una privilegiada situación para competir con éxito en un entorno cambiante y cargado de dificultades como el actual.

Guerrero empezó haciendo un breve repaso a la historia de Bankinter, una trayectoria que, a diferencia del resto de entidades, ha estado basada en el crecimiento orgánico y en su capacidad de adaptación para aprovechar las oportunidades del mercado y para incorporar los últimos avances de la tecnología al servicio de los clientes y del negocio bancario.

El Presidente de Bankinter detalló los hitos que han marcado en el tiempo el valor de la tecnología como pilar estratégico del banco. En ese sentido, se remontó a comienzo de los ¿80, cuando el banco adoptó un sistema de contabilidad analítica con el que determinar al detalle la rentabilidad de cada cliente, producto y unidad de negocio, lo que significó una eficiente transformación de la actividad comercial. De igual forma destacó el carácter pionero del banco en la utilización de la tecnología de cara a habilitar nuevos canales de operativa a distancia que, como el Teléfono, Internet o el móvil, son hoy algo consustancial al banco, y por los que se realizan más del 60% de todas las transacciones.

Todo ello ha propiciado un incremento tanto de la satisfacción del cliente como de la capacidad comercial de la entidad, lo que ha permitido al banco presentar ratios de calidad de servicio y de venta cruzada de productos por cliente que están, trimestre a trimestre, muy por encima de la media del sector.

Pedro Guerrero señaló también entre esos hitos la agilidad del banco para advertir, antes que otros, el surgimiento de nuevas oportunidades de negocio. Puso como ejemplo el lanzamiento de cuentas de alta remuneración (1987), la comercialización de fondos de inversión (1991), la focalización en el negocio hipotecario (1996) o la creación de Línea Directa (1994), compañía que el banco adquirió en su totalidad hace ahora dos años en una de las operaciones más exitosas de su historia.

Por último, y como ventaja más importante, Guerrero destacó la prudente y rigurosa gestión del riesgo llevada a cabo por Bankinter durante toda su historia y, especialmente, durante los años del boom inmobiliario. Esa capacidad para seleccionar los créditos en función del perfil de cada cliente y de cada sector ha llevado al banco a presentar hoy una exposición a los sectores más afectados por la crisis (inmobiliario y promotor) de apenas un 3%, frente al 15% del sistema y, en definitiva, a contar con un ratio de morosidad (del 2,97% al cierre de marzo) que es menos de la mitad que la media del sector.

Esa calidad de sus activos, solvencia, capacidad de innovación y sentido de la oportunidad convierten a Bankinter en un actor con las mejores potencialidades para liderar la actividad financiera en un entorno de dificultad.