La consejera delegada de Bankinter anuncia en la Junta una nueva etapa de crecimiento en el banco

29/04/2011

- La consejera delegada ratificó su objetivo de aumentar la actual dimensión del banco, desde una estrategia de clara independencia. - Señaló que centrará sus esfuerzos en 'generar valor para el accionista', incrementando el nivel de cotización de la acción y el de los dividendos

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ratificó ante la Junta General de Accionistas del banco, celebrada hoy, que su objetivo se centrará en construir una nueva etapa de crecimiento apalancada en las potencialidades de la entidad y "siendo leales a nuestra máxima de independencia".

En su discurso ante la Junta, la primera en la que participa en su calidad de máxima ejecutiva, la consejera delegada insistió en que "la obligación de transformar la actual dimensión del banco" será una de sus prioridades para este ejercicio. En esa línea añadió que "el coste de no tener la dimensión adecuada es ingente, y la pérdida de oportunidades también lo es." Según Dancausa: "los costes regulatorios, de buen gobierno, de solvencia y liquidez son casi los mismos para todas las entidades, pero mientras que para las grandes representan un pequeño esfuerzo, para las medianas significan un esfuerzo adicional muy relevante." Es por ello, concluyó, que "una ausencia de dimensión adecuada cierra muchas puertas y muchas oportunidades."

María Dolores Dancausa comenzó su discurso haciendo un análisis de los resultados del banco en 2010 y de la situación de partida en el momento actual. En ese sentido, atribuyó como el principal motivo de la caída de beneficios, en comparación con ejercicios anteriores, la reducción del margen de intereses, producto de la situación de los tipos y de la rigidez que tiene las hipotecas para adecuar sus precios a las fluctuaciones del mercado. De igual manera tuvo su impacto en las cuentas la guerra por la captación de depósitos, y las dudas sobre el riesgo soberano, que incrementaron los costes de financiación. No obstante, destacó como especialmente meritorios los resultados obtenidos durante 2010, por su transparencia, por su potencialidad y por "estar generados de manera recurrente y sin recurrir a extraordinarios". A ese respecto señaló que "todos nuestros activos 'vendibles' están intactos, todas aquellas actividades que están generando ingresos y beneficios siguen presentes, y aportarán ingresos y beneficios en el futuro, porque todas están haciendo nuevos planteamientos para crecer y ser más rentables".

Dancausa expresó su convencimiento en la capacidad del banco para cambiar la tendencia a partir de sus propias fortalezas, especialmente envidiadas en tiempos de crisis como los actuales. Entre estas destacó el ratio de morosidad, del 2,87%, que sigue siendo la mitad que el de bancos y cajas y es fruto de una excelente gestión de los riesgos; los activos inmobiliarios adjudicados, que representan un 0,6% de los del sector, "casi la cuarta parte de los que por nuestra dimensión nos correspondería"; y los mayores ratios de cobertura en todo tipo de activos.

Como cierre expresó su intención de seguir generando valor para los accionistas, lo que debería traducirse en un incremento de la cotización de la acción y de los dividendos, en la creencia de que "si se cumple esa premisa, se habrán cumplido todas las demás".

La diferencia de Bankinter.

El presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, resaltó la solvencia, el ratio de mora y los elevados niveles de cobertura como las principales fortalezas del banco. Si bien señaló que lo que marca la diferencia es la reducida exposición de Bankinter al sector inmobiliario, "el talón de Aquiles del sistema crediticio español y del que surgen todas las dudas, desconfianzas y reticencias".

Otro factor diferencial de Bankinter, según su presidente, es que el banco tiene "una propuesta de valor original y bien definida, basada en la calidad como referencia de actuación, en la multicanalidad, como forma de relacionarse con los clientes, y en la profundidad de esa relación que da lugar a un ratio de venta cruzada de 5 productos por cliente, uno de los más altos de la banca mundial".

Guerrero señaló que estas y otras fortalezas motivaron el que la prestigiosa revista The Banker (del grupo Financial Times) considerara a Bankinter como el "Banco del Año de España en 2010".

Asimismo, la Junta General de Accionistas de Bankinter ha aprobado todos los acuerdos previstos en su orden del día. Además del examen y sanción de las cuentas anuales del banco, cabe destacar entre estas resoluciones el programa de retribución del accionista mediante el denominado 'scrip dividend'. Con esta práctica, los accionistas tendrán la oportunidad de elegir entre recibir como pago acciones de nueva emisión o bien un importe en efectivo, al comprometerse el banco a adquirir los derechos de suscripción a un precio determinado.

Este sistema está en línea con lo que están aplicando ya otros bancos nacionales e internacionales, y se halla en consonancia con las últimas tendencias seguidas por otras compañías del Ibex.

La Junta ha aprobado igualmente la reducción del número de consejeros a diez tras la aceptación de la dimisión voluntaria por razones personales del consejero y presidente de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones, José Ramón Arce, así como la ratificación como consejera delegada de María Dolores Dancausa, y la reelección de John de Zulueta Greenebaum como consejero externo independiente.