María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter: “Entre todos podemos construir unas estructuras más estables y una sociedad más próspera”

12/07/2011

- España tiene que rescatar los valores del pasado, reconocer la realidad presente y aceptar renuncias, así como prepararse para un futuro lleno de oportunidades distintas a las conocidas en el pasado.

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, ha pronunciado esta mañana, en la sede de Foment del Treball en Barcelona, una conferencia titulada: 'Bankinter: Respuestas a la Crisis Económica y Financiera'. El acto, al que han asistido más de 250 financieros y empresarios catalanes, ha sido presentado por Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment.

La consejera delegada ha expuesto en la conferencia su experiencia profesional. Ha explicado el reto que supuso la creación de Línea Directa, que nació hace 15 años, transformó con su modelo de negocio el sector asegurador y hoy es una de las tres primeras aseguradoras de automóviles del país.

Asimismo, María Dolores Dancausa ha resumido la trayectoria de Bankinter, su situación actual y la continua innovación que han permitido al banco adaptarse con ventaja a la situación creada tras la crisis. ''Estamos orgullosos de muchas cosas: de que nuestros resultados sean generados de manera recurrente, sin extraordinarios; de nuestros niveles de morosidad, que son los mejores del sector y sin sorpresas. Todo ello gracias a una prudente gestión de los riesgos''.

Después de tres años de crisis, la morosidad de Bankinter cerró el pasado ejercicio en el 2,87% de su inversión total, la mitad de lo publicado por las entidades de crédito en su conjunto. Y además, los activos inmobiliarios adjudicados representan el 0,6% del sector, cuando, por su cuota de mercado, a Bankinter debería corresponderle el 2%. Así lo ha reconocido el grupo Financial Times que ha declarado a Bankinter como el mejor banco español por la calidad de sus activos y su gestión de riesgos, por la calidad de sus resultados, obtenidos de manera recurrente, y por su liderazgo en la transformación del sector financiero español.

La consejera delegada ha explicado que ésta es la sólida base sobre la que se está construyendo en Bankinter una nueva etapa de crecimiento, ''en la que queremos seguir impulsando nuestro modelo de negocio, apalancado en una impecable calidad de servicio a nuestros clientes, en darles la posibilidad de relacionarse con nosotros por diferentes canales, en el nivel de nuestra tecnología, en nuestra capacidad de innovar, y en nuestra agilidad para adaptarnos antes que los demás a cualquier cambio de hábitos que se produzca en la sociedad''.

Dancausa ha resaltado que la inversión de Bankinter en Cataluña supone un 13% de su actividad crediticia, ''con 5.500 millones de euros invertidos en las empresas y familias de Cataluña''. Sin embargo, ha afirmado que su objetivo es incrementar la actividad en esta comunidad autónoma y alcanzar al menos el 20%, ''para estar alineados con la economía catalana y su peso relativo en el conjunto de la economía española''.

Para lograrlo, Dancausa ha recordado que cuenta con las fortalezas del banco, entre las que se encuentran el uso intensivo de la tecnología, la multicanalidad y el conjunto de las empresas del grupo, entre las que destaca, Línea Directa; la alianza al 50% con Mapfre Vida en los Seguros de Vida; una institución de crédito al consumo, Obsidiana; y una empresa de servicios de Tecnología y Operaciones para el sector financiero, Gneis Global Services.

La entidad ha liderado numerosas transformaciones en la industria financiera española: ''ser los primeros en lanzar los servicios de banca electrónica a empresas, el lanzamiento de la banca telefónica, la banca en el teléfono móvil y desde luego, la banca por Internet, con la página bancaria de mayor facilidad de uso y con el mayor nivel de herramientas al servicio de nuestros clientes''.

Las respuestas a la crisis

Refiriéndose a la crisis económica, María Dolores Dancausa ha recalcado la necesidad de hacer un diagnostico objetivo y desapasionado, evitar la búsqueda de falsos culpables y no atribuir a la banca española, una de las mas reputadas y avanzadas del mundo, una responsabilidad que no tiene. ''Esto además de injusto, no contribuye para nada a encontrar una nueva etapa de prosperidad''.

La consejera delegada ha planteado a la representación de los empresarios catalanes una visión diferente para dejar atrás la crisis y ''construir unas estructuras más estables y una sociedad más próspera''. La propuesta implica trabajar en tres líneas maestras. ''Por una parte mirar al pasado y rescatar algunos principios que nunca debieron pasar de moda. Por otra, aceptar el presente como es, con las renuncias que eso conlleva; y por último, prepararnos para el futuro, descansando en la innovación, definiendo nuevas metas y replanteando nuestros mercados, siendo más activos en estimular nuestra presencia internacional''.

En el primer frente, ha reclamado la vuelta a planteamientos de absoluta honestidad e integridad en todos los ámbitos empresariales, institucionales o de gobierno, que la reciente época de prosperidad había relajado. También, ha incidido en la necesidad de rescatar el compromiso de los líderes y todas las organizaciones con el cumplimiento de sus responsabilidades y en la empresa, con la satisfacción de los clientes.

En cuanto al presente, la consejera delegada de Bankinter ha afirmado que no aceptar la realidad es posiblemente el punto más difícil de superar y el que más está impidiendo la definitiva salida de la crisis. A partir de un diagnostico correcto de las carencias de nuestra economía, habrá que aplicar medidas proporcionadas a la dimensión de los problemas y de nuestras aspiraciones y que superen el marco de las que se adoptan hasta ahora en la zona Euro.

Dancausa ha pronosticado, además, que el escenario de la economía española no será el mismo después de la crisis, ''va a ser un escenario donde tendremos que hacer cosas bien distintas a las que hacemos ahora, pues tendremos competidores diferentes y mercados potenciales mucho más extensos''.

La consejera delegada ha realizado un llamamiento para potenciar el desarrollo y uso de las tecnologías, replantear las nuevas formas de competencia y seleccionar adecuadamente los productos y mercados en los que la economía española puede tener ventajas.

Por último, ha concluido su conferencia insistiendo en la idea de que toda crisis siempre conlleva oportunidad y ''todos podemos contribuir a transformar aquellas parcelas sobre las que tenemos responsabilidad, y de ahí dar ejemplo a otros y esto tendrá un efecto multiplicador sobre el conjunto de la sociedad''.