Bankinter suscribe una declaración internacional de inversores institucionales en demanda de mayores esfuerzos en la lucha contra el cambio climático

25/09/2009

- Iniciativa impulsada por varias asociaciones de inversores institucionales por su capacidad de influir en las empresas a través de la gestión del capital y del compromiso en sus carteras.
- Las instituciones que suscriben la declaración urgen a los líderes políticos mundiales, reunidos en diciembre en la cumbre del clima de Copenhague, a alcanzar un acuerdo sólido de reducción de emisiones.

Bankinter ha apoyado la declaración impulsada por una serie de foros de inversores institucionales de todo el mundo, en demanda de un mayor compromiso tanto de las empresas como de los estados en la asunción de medidas que ayuden a paliar el cambio climático.

Esta declaración de inversores, apoyada por un total de 181 entidades de todo el mundo que gestionan hasta 13 billones de dólares en activos financieros, ha sido propuesta por el Grupo de Inversores Institucionales sobre el Cambio Climático (IIGCC), la Investor Network on Climate Risk, el Investor Group on Climate Change y por la UNEP Finance Initiative.

Apoyados en el papel fundamental que los inversores pueden jugar en el desafío que plantea el cambio climático -dada su capacidad de influir en las empresas a través de la gestión del capital y de sus inversiones- todos estos foros vienen reclamando un mayor compromiso medioambiental en el sentido de reducir significativamente, en el ámbito interno de las propias empresas, las emisiones totales de gases de efecto invernadero, así como en el tránsito hacia una economía baja en carbono.

Conscientes igualmente de que combatir los riesgos del calentamiento global necesita -además de la responsabilidad de las empresas- el apoyo decidido de los estados, entre sus próximas iniciativas estará la de plantear ante los líderes políticos mundiales, en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que tendrá lugar el próximo mes de diciembre en Copenhague, la necesidad de optar por modelos de crecimiento más sostenibles y con menor producción de CO2.

Entre las propuestas a plantear en esta cumbre de Copenhague se encuentran algunas como: una reducción de emisiones del 50-85% antes de 2050, que se elevará hasta el 80-95% para el caso de los países desarrollados, planes de acción que permitan medir y verificar la reducción de emisiones, apoyo de los Gobiernos a la eficiencia energética y a las tecnologías bajas en carbono, mecanismos públicos de financiación que impulsen la inversión en países en vías de desarrollo, y adopción de medidas para reducir la deforestación y promover la plantación de árboles.

Con esta adhesión, Bankinter pone de manifiesto su apuesta en favor de la Responsabilidad Social Corporativa, y más en concreto a favor de un crecimiento sostenible y responsable con el medio ambiente, que además va en línea con las demandas cada vez más crecientes de los colectivos con los que el Banco se relaciona.