Bankinter lanza un servicio personalizado que orienta el ahorro del cliente en función de sus objetivos financieros

25/06/2009

- Muestra al cliente cuál será su futuro financiero, según sus actuales hábitos de ahorro y consumo, y la posibilidad de anticiparse a él.
- Ayuda al cliente a canalizar su ahorro para la consecución de un objetivo a medio/largo plazo, reduciendo sus incertidumbres financieras.

Con el nombre de Planificación Financiera Personal, Bankinter ha lanzado al mercado un novedoso servicio de asesoramiento y proyección a futuro de la estrategia financiera, que ayuda al cliente a canalizar su ahorro para conseguir un objetivo a medio/largo plazo. Se trata de una propuesta financiera a medida, ajustada al perfil de riesgo de cada cliente, que optimiza el ahorro y maximiza las ventajas fiscales.

‘Planificación Financiera Personal’ es algo más que un simple servicio de asesoramiento financiero, ya que mientras el asesor recomienda una propuesta de inversión a corto plazo, la Planificación Financiera pone su mira en un objetivo tangible que se desea conseguir en un momento concreto del tiempo, normalmente a medio/largo plazo, para lo cual se recomienda no solo una cartera de inversión sino un plan de aportaciones periódicas, que se van a justando anualmente en función de la evolución de los mercados y las necesidades del cliente.

En definitiva, este servicio muestra al cliente hoy cómo será su futuro financiero si se mantienen sus actuales hábitos de ahorro y consumo, a la vez que le ofrece la posibilidad de anticiparse a él mediante una propuesta de ahorro a largo plazo.

La experiencia nos dice que a lo largo del ciclo de vida de cualquier persona se producen una serie de hitos personales que suponen afrontar gastos y diversas necesidades financieras: matrimonio, propiedad de vivienda, donaciones y sucesiones, estudios de los hijos y, sobre todo, Jubilación.

El servicio de ‘Planificación Financiera Personal’ estima las evoluciones a futuro de los ingresos, gastos y patrimonio del cliente, en función de su situación actual y teniendo en cuenta tres escenarios: pesimista, optimista y normal, proponiendo la mejor cartera de inversión en cada caso, según el riesgo, plazo, preferencias y fiscalidad de cada cliente.

‘Planificación Financiera Personal’ es la respuesta a una necesidad latente entre los ahorradores que, si bien han tomado una mayor consciencia de la necesidad de ahorrar, no disponían hasta ahora de las herramientas necesarias para poder hacerlo desde una concepción global y finalista de sus necesidades financieras.