Bankinter, incluyendo las provisiones genéricas y las convertibles, supera con un 6,8% la prueba de estrés

16/07/2011
  • - Con la definición de capital establecida por EBA, más exigente que la regulación vigente y que los estándares de Basilea III, obtiene un ratio de 5,3%, superando el mínimo establecido.
  • - Bankinter tomó a principios de 2011 las medidas necesarias para aumentar sus recursos propios lo que le ha permitido alcanzar un ratio de capital post estrés del 6,8%.
  • - Su calidad de activos la convierte en una de las entidades de Europa con menores pérdidas potenciales en los escenarios planteados.
  • - No se consideran como capital las provisiones genéricas y las obligaciones necesariamente convertibles en acciones, y en cambio, se contabilizan ayudas públicas a las que Bankinter no ha necesitado recurrir en ningún momento.

Bankinter ha superado los resultados obtenidos en la prueba de resistencia (stress test) que han dirigido la European Banking Authority (EBA) y el Banco de España, a pesar de los elementos discriminatorios que perjudican a las entidades españolas que no han recurrido a ayudas públicas. De las pruebas se concluye que si se produjese el escenario adverso planteado, Bankinter es una de las instituciones de Europa con menor impacto relativo en la solvencia.

El resultado obtenido es especialmente meritorio teniendo en cuenta que esta prueba ha sido mucho más exigente que la realizada el año pasado:

  • - Por una parte, el escenario adverso diseñado para la economía española ha sido especialmente exigente a pesar de la ya débil situación de partida de nuestra economía.
  • - Por otra parte, la definición de capital acuñada por la EBA ha sido muy restrictiva en el caso español, ya que no considera instrumentos como las provisiones genéricas y las obligaciones necesariamente convertibles en acciones, y las relega al apartado de "medidas de mitigación". Este tema es cuestionable dado que, como se ha puesto de manifiesto en estos últimos cuatro años, estos instrumentos son tan eficaces para la absorción de pérdidas como el capital y las reservas, y superiores a determinadas ayudas públicas a las que Bankinter no ha necesitado recurrir en ningún momento.

Bankinter tomó a principios de año las medidas necesarias para reforzar su solvencia. En consecuencia, tal como consta en la información, el ratio de capital obtenido se convierte en un 6,8%, incluyendo estos elementos y teniendo en cuenta su capacidad demostrada para absorber pérdidas. Al excluirlos, la cifra queda en el 5,3%, superando asimismo el nivel mínimo establecido.

Adicionalmente, determinados elementos incluidos en el ejercicio no se ajustan a la realidad de la entidad y por tanto, Bankinter obtendría un resultado superior. Concretamente:

  • - La aplicación de los parámetros de riesgo que resultan de la cartera de inversión crediticia de Bankinter sin correcciones para aproximarlos a la media del sistema financiero español. Bankinter tiene una historia de riesgo muy diferente a la media del sistema financiero español como resultado de su escasa participación en la financiación al sector inmobiliario. Sin embargo, como consecuencia del ejercicio de homogeneización entre entidades españolas llevado a cabo por EBA, Bankinter no ha podido utilizar en todos los casos sus propios parámetros de riesgo –tasas de mora y pérdida esperada-, sino unos peores, lo que ha dado lugar a unas mayores pérdidas por riesgo crediticio de las que hubieran resultado de sus propios parámetros.
  • - La aplicación de las provisiones genéricas para reducir los quebrantos de la prueba, que es la finalidad para la que están constituidas.
  • - Inclusión de la emisión realizada el pasado mes de abril de obligaciones convertibles en el ratio de capital, ya que cumple plenamente los requisitos establecidos en Basilea III y, de hecho, se considera a todos los efectos capital regulatorio por el Banco de España.
  • - La inclusión de la cobertura de la cartera de negociación que compensa el impacto del shock soberano sobre dicha cartera y, por tanto, mejora el resultado del ejercicio.

Aplicando la metodología EBA y considerando los efectos indicados, el ratio de capital resultante sería del 7,1%.

Cabe señalar, por último, que el ejercicio no tiene en cuenta la posible existencia de plusvalías latentes como medidas complementarias para reforzar los ratios de capital en caso de estrés. En Bankinter, estas plusvalías latentes son significativas, ya que, dado su conservador perfil de riesgo, no ha necesitado recurrir a operaciones de venta de activos -red de oficinas-, venta de filiales, etc, que se mantienen intactos en su balance contabilizados a valores históricos.

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) y el Banco de España (BdE) han publicado los resultados de la prueba de resistencia supervisora practicada en 2011.

Ver resultados EBAs

Ver resultados BdE

Ver resultados Asociación Española de Banca