Bankinter cierra 2008 mejorando los resultados del ejercicio anterior y con el ratio de mora más bajo de la banca europea.

23/01/2009
  • El beneficio neto del ejercicio, excluyendo extraordinarios de 2007 y 2008, es un 1,6% superior al obtenido el pasado año

  • El banco mantiene en crecimiento su habitual actividad prestataria, con un alza del 6,82% en los créditos sobre clientes

  • Los márgenes muestran crecimientos notables: margen de intermediación (+15,84%), margen ordinario (+11,15%) y de explotación (+25,23%)

El Grupo Bankinter presenta un cierre de ejercicio 2008 en línea con lo que ha venido siendo el resto del año: manteniendo una holgada posición de liquidez, un cómodo nivel de solvencia, coherente con su perfil de riesgo, una excelente calidad de activos y un sostenido crecimiento de los ingresos recurrentes, que confirman la acertada apuesta estratégica de la entidad.

El beneficio neto del Grupo Bankinter a cierre de 2008 se sitúa en los 252,29 millones de euros, y el beneficio antes de impuestos en 336,97 millones, lo que supone unos sólidos resultados en el difícil entorno actual. En términos comparativos y excluyendo efectos singulares producidos tanto en 2007 como en 2008, el beneficio después de impuestos del ejercicio es un 1,6% superior al obtenido en 2007.

Bankinter dispone de una holgada posición de liquidez. El banco no cuenta con vencimientos de emisiones de deuda realizadas en su día a medio y largo plazo hasta el año 2010. Además, un 22% de la financiación mayorista financia activos crediticios hasta su vencimiento (titulizaciones).

La calidad de los activos del banco se pone de manifiesto en datos como, por ejemplo, un ratio de morosidad del 1,34% (muy inferior al del sistema financiero, que a noviembre era del 3,18%), que se sitúa en el 0,67% en mora hipotecaria residencial (frente al 2,19% del sistema en septiembre). Bankinter cuenta, además, con un 79% de la cartera crediticia con garantía real; y un muy bajo porcentaje de la inversión crediticia concentrada en el segmento promotor, de tan sólo el 2,4%. Asimismo, los activos adjudicados se mantienen en niveles muy bajos: por valor de 59 millones de euros, lo que supone tan sólo un 0,2% de la cuota de mercado.

Bankinter conserva, asimismo, un satisfactorio nivel de solvencia, coherente con su perfil de riesgo. El índice de cobertura de la morosidad alcanza el 120%, con unas provisiones por insolvencias que sobrepasan en 123 millones de euros al riesgo dudoso ya registrado. Los ratios de solvencia se mantienen en niveles adecuados, con un ratio de capital del 10,18%, y un core capital sin deducciones del 6,33% frente al 5,30% de 2007.

El balance de Bankinter muestra como destacadas las siguientes cifras: Los activos totales alcanzan los 53.468 millones de euros (un 7,69% más que a cierre de 2007); los créditos sobre clientes se sitúan en 40.144 millones de euros (un 6,82% más), lo que pone de manifiesto que el banco mantiene en crecimiento su habitual y rigurosa actividad prestataria a los clientes particulares, familias y las empresas, propiciando así que la actividad financiera vuelva a la normalidad. En cuanto a los recursos de clientes, alcanzan los 37.343 millones de euros (un 3,69% menos que en 2007, si bien en un año de especial dificultad para la captación del ahorro).

La cuenta de resultados de Bankinter a 31 de diciembre de 2008 muestra las siguientes cifras referidas a los principales márgenes, todas ellas con notables incrementos: margen de intermediación, 681 millones de euros (+15,84%); margen ordinario, 1.055,74 millones de euros (+11,15%), y un margen de explotación de 538,97 millones, que recoge muy significativamente la tendencia decreciente de los costes, lo que trae como consecuencia que ese margen se incremente en un 25,23% con respecto al dato presentado a cierre de 2007.

Dentro del negocio de clientes destacan algunas de las cifras presentadas por los segmentos que Bankinter considera como estratégicos, especialmente los que aglutinan a los clientes de mayor patrimonio: Banca Privada y Finanzas Personales, y el segmento de Pymes.

Los segmentos de Rentas Altas (Banca Privada y Finanzas Personales) muestran incrementos notables en algunos epígrafes: 15.000 nuevos clientes captados en el año (un 30% más), que dejan el total de clientes activos en los 65.000 (un 8% más que en 2007); un 24% más en recursos típicos que en 2007; y un 25% más en los saldos medios acumulados de inversión. Asimismo, cabe destacar el crecimiento en el número de Sicavs (225 a cierre de año), lo que supone un 16,58% más con respecto al año anterior, y que nos sitúa en la 3ª posición del Ranking de Inverco por número de sociedades gestionadas, siendo Bankinter la entidad que mas creció en el sistema financiero español en este ámbito de negocio.

En el segmento de Pymes Bankinter sigue ofreciendo una propuesta de valor única, altamente competitiva. Entre los datos más relevantes a cierre de año destacan: un 6% más en el número de clientes; un crecimiento de los recursos de clientes del 12%, y una saludable cartera crediticia que cuenta en un 48% con garantía hipotecaria

La calidad de servicio prestada a los clientes sigue siendo –junto a la capacidad de innovación en productos y servicios, el desarrollo tecnológico y una completa propuesta de operativa multicanal- una de las variables en las que se cimenta la estrategia de Bankinter. Así, el Índice de Satisfacción Neta (ISN) del Banco se sitúa a cierre de año en el 74,72, lo que representa 3,84 puntos más que la media del mercado.

Los datos de solvencia y morosidad siguen erigiéndose como una de las fortalezas de la entidad, en comparación con lo presentado por el resto del sector y, sobre todo, a pesar de una nítida situación de crisis económica. Así, el riesgo dudoso se sitúa en los 607,44 millones de euros, lo que equivale al 1,34% del riesgo computable del Banco, nivel muy inferior al del conjunto del sector. De forma paralela, el índice de cobertura de la morosidad llega hasta el 120%. Las provisiones por insolvencias totales han aumentado un 27,06% respecto al cierre de 2007, alcanzando los 730,42 millones de euros, de las cuales 573,23 millones corresponden a provisiones genéricas, lo que supone una dotación de 50 millones durante 2008.

En materia de recursos propios y bajo la norma BIS II, los ratios de solvencia estimados de acuerdo a la circular del Banco de España sobre la determinación y control de los recursos propios mínimos, finalizan el año en una posición adecuada para el perfil de riesgo de la entidad, con un excedente de recursos propios de 603,77 millones de euros.

En cuanto al beneficio por acción, se ha situado en 0,63 euros.

Asimismo, la cotización de la acción BKT ha recogido igualmente la evolución negativa de los mercados, cerrando a 6,31 euros, frente a los 12,55 con que cerró al finalizar el ejercicio 2007.

Por último, Bankinter repartió el tercer dividendo a cuenta del ejercicio 2008, de 0,07583 euros por acción, el pasado 3 de enero.