Bankinter alcanza en 2010 un beneficio antes de impuestos de 205,2 millones, sin extraordinarios y con importante anticipo de provisiones

22/01/2011

El banco sitúa su morosidad en el 2,87%, la mitad que el sector, y muestra los mayores ratios de cobertura en todo tipo de activos. Bankinter cuenta con una mínima cifra de activos inmobiliarios adjudicados, que suponen apenas un 0,6% de la cuota de mercado.

El Grupo Bankinter presenta un cierre de ejercicio 2010 en consonancia con lo que ha venido siendo el resto del año. La entidad mantiene la mejor calidad de activos del sistema, un nivel de solvencia coherente con su perfil de riesgo y unos resultados generados de manera recurrente, sin extraordinarios.

Bajo ese contexto, el beneficio antes de impuestos del banco a cierre del ejercicio es de 205,21 millones de euros (un 40,68% menos que a cierre de 2009); y el beneficio neto es de 150,73 millones (un 40,75% menos). Ambos epígrafes del beneficio tienen en cuenta una importante anticipación de costes y provisiones de 74,5 y 54,7 millones de euros, respectivamente. Sin tener en cuenta esos cargos extraordinarios, el beneficio neto del banco hubiera sido de 205,4 millones (un 19% menos que en 2009)

Bankinter dispone de una excelente calidad de activos, que tiene su mejor ejemplo en un ratio de morosidad del 2,87%, que es la mitad que la del sistema financiero. El banco cuenta, asimismo, con una cartera de activos adjudicados que asciende a 378 millones de euros, que supone apenas un 0,60% de la del total del sector.

El nivel de solvencia de la entidad es el adecuado a su perfil de riesgo. El banco tiene los mayores ratios de cobertura en todo tipo de activos: un 66,43% de cobertura de la morosidad (frente a un 51% de los bancos comparables), un 28% de cobertura de los activos adjudicados (frente a un 18% de los bancos comparables) y un 51% de cobertura sobre activos problemáticos que se compara con un 27% que tienen de media dichos bancos. Cifras como: 156,97 millones de euros de provisiones genéricas, un excedente de recursos propios de 573,12 millones de euros y un ratio de capital del 9,85%, demuestran igualmente el nivel de solvencia de la entidad.

Por lo que se refiere a los diferentes márgenes de la cuenta de resultados, el de intereses se ha visto afectado por la situación de los tipos, y más en concreto por el positivo efecto 'repricing' de las hipotecas que incluía el margen de 2009. A cierre de 2010, este margen de intereses alcanza 549,95 millones de euros (un 30,61% menos que en 2009), aunque si no se tuviera en cuenta ese efecto 'repricing' la caída de dicho margen durante el periodo hubiera sido de tan solo el 15,4%, como resultado de haber mejorado significativamente la estructura de financiación durante el ejercicio.

Cabe decir que el dato de caída del margen de intereses se irá moderando de cara a 2011. De hecho ya se ha anticipado un cambio de tendencia sobre ese epígrafe para el siguiente ejercicio motivado por diversos factores: una posible subida de tipos, un limitado crecimiento de activos problemáticos, una relajación de la guerra de pasivo en el sector, un bajo nivel de vencimientos de financiación mayorista en 2011 y una gestión más activa de diferenciales. De todo ello se infiere una perspectiva de mejora del margen de intereses de cara al año que viene.

En cuanto al margen bruto (1.102,32 millones de euros), si bien representa un descenso del 11,47% con respecto al del cierre de 2009, proviene en un 35% de productos estratégicos no dependientes de la actividad crediticia y con potencial de crecimiento, como los seguros, servicios de valores, gestión de activos, etc. Ese mismo porcentaje estaba en diciembre de 2009 en el 25%. Se trata, por tanto, de un dato que es buena muestra de la tendencia estratégica de diversificación de ingresos decidida por el banco.

Por lo que se refiere al balance de Bankinter, los activos totales alcanzan los 54.025 millones de euros (un 0,81% menos que al cierre de 2009); los créditos sobre clientes se sitúan en 41.771 millones de euros, con un incremento del 4,73% frente al mismo dato de 2009. Estas cifras evidencian el hecho de que Bankinter mantiene a buen ritmo su actividad de préstamo a clientes; una cuestión de vital importancia en una economía en crisis. En cuanto a los recursos de clientes, ascienden a cierre de año a 39.904 millones de euros, lo que significa un 0,16% más que a diciembre de 2009.

Liderazgo entre los clientes de Rentas Altas.

En cuanto al negocio de clientes presenta una buena evolución teniendo en cuenta el difícil y continuado entorno por el que ha pasado la economía en 2010. Así, durante el año el banco ha sido capaz de captar un total de 61.585 nuevos clientes, de los que 23.438 pertenecen a los segmentos de Rentas Altas, entre los que Bankinter cuenta con una importante cuota de mercado.

Bankinter sigue siendo la entidad que más crece en sicavs, principal instrumento de inversión de los grandes patrimonios. El Banco ha incrementado en un 5% el patrimonio gestionado en sicavs (hasta alcanzar los 1.400 millones de euros a diciembre de 2010), y en un 4% el número de sociedades frente a las existentes a la misma fecha de 2009, llegando hasta las 250. Estos datos sitúan a Bankinter en la 3ª posición del Ranking de Inverco, con una cuota de mercado del 8%.

Esa focalización en los segmentos de clientes de mayor patrimonio es un notable facilitador de las estrategias de captación de pasivo. Así, Bankinter cierra el año con 20.400 millones de euros en recursos típicos de clientes, que suponen un 13,4% más que el mismo dato a cierre del año anterior.

En cuanto a la distribución de seguros, ésta continúa apoyando la generación de resultados del negocio del banco. Las pólizas de vida riesgo han aumentado, con respecto a 2009, un 37,9%, mientras que las pólizas de no vida se incrementaron en un 7,9% y los fondos de pensiones en un 3%. Estos últimos alcanzan a cierre de año los 1.247 millones de euros de patrimonio gestionado.

Muy reseñables son también los datos de crecimiento y negocio de Línea Directa, empresa participada al 100% por Bankinter, líder en venta directa de seguros en nuestro país y que sigue superando al mercado en crecimiento de pólizas. Los datos de Línea Directa ponen de manifiesto un crecimiento de un 5,5% respecto a 2009 en el número de pólizas, hasta alcanzar 1,80 millones; y de un 3,6% más, año contra año, en lo que se refiere a primas netas, llegando el valor de estas a los 685 millones de euros.

La calidad de servicio, como pilar estratégico.

Todas estas cifras de negocio se apoyan sobre unos datos de calidad de servicio prestado a los clientes que alcanzan niveles de excelencia y que constituyen uno de los valores diferenciales de la entidad. Así, el Índice de Satisfacción Neta (ISN) de Bankinter se sitúa a cierre de 2010 en un 76,36 de ISN, lo que supone una distancia de 7,3 puntos de ISN por encima de la media del mercado.

Bankinter mantiene en sus datos de solvencia y morosidad una extraordinaria solidez, cuyo valor es especialmente meritorio en comparación con el resto de entidades financieras y, sobre todo, teniendo en cuenta el entorno de crisis. Así, el riesgo crediticio dudoso se sitúa en 1.329,98 millones de euros, lo que equivale al 2,87% del riesgo computable del Banco, nivel que es la mitad que la media del sector. Si tenemos en cuenta, además, que las entradas netas en mora se han ralentizado durante el año, en comparación con 2009, podemos esperar una mejora de la perspectiva para 2011.

De forma paralela, el índice de cobertura de la morosidad llega hasta el 66,43%, uno de los más altos del sistema, frente a un 51% que tienen los bancos comparables. Las provisiones por insolvencias totales han aumentado un 8,59% respecto a diciembre de 2009, llegando hasta los 883,48 millones de euros. Estas provisiones se elevan hasta los 990 millones de euros (un 13% más que a diciembre de 2009) si se tienen en cuenta los 106 millones provisionados por inmuebles adjudicados, los cuales mantienen una cobertura del 28% sobre el valor contable frente a un 18% de los bancos comparables. Los activos adjudicados de Bankinter, cuyo importe bruto asciende a 378 millones de euros, suponen apenas un 0,6% de cuota de mercado.

En materia de recursos propios y bajo la norma Basilea II, los ratios de solvencia, estimados de acuerdo a la circular del Banco de España sobre la determinación y control de los recursos propios mínimos, se sitúan al cierre de 2010 en una posición adecuada para el perfil de riesgo de Bankinter, con un excedente de recursos propios de 573,12 millones de euros.

En la Fototeca se encuentran todas las fotos del acto.