Bankinter abre el ejercicio 2010 con un beneficio neto en el primer trimestre de 65,84 millones de euros y con el ratio de mora más bajo del sistema.

24/04/2010
  • El beneficio neto es un 5,01% menor que el presentado a 31 de marzo de 2009, si bien el resultado antes de dotaciones (139,7 millones de euros) decrece apenas un 0,9%

  • Entre los márgenes de la cuenta de resultados destaca el margen bruto, que se incrementa un 13,80% con respecto al primer trimestre de 2009

  • La privilegiada calidad de activos del banco se evidencia en un ratio de mora del 2,56%, menos de la mitad que la media del sector

El Grupo Bankinter comienza el ejercicio económico 2010, en su primer trimestre, en consonancia con los parámetros mostrados durante el año anterior y que confirman la solidez de su apuesta estratégica en un entorno de dificultad económica: una excelente calidad de activos, un cómodo nivel de solvencia, coherente con su perfil de riesgo, y un sólido modelo de negocio basado en los segmentos de clientes objetivo. En definitiva, unos resultados estables y de gran fortaleza que resisten bien el impacto del ciclo económico.

El beneficio neto acumulado del Grupo Bankinter en el primer trimestre de 2010 se sitúa en 65,84 millones de euros (un 5,01% menos que en el mismo periodo de 2009); y el beneficio antes de impuestos, en 91,50 millones (un 4,28% menos). Cabe destacar también el hecho de que el resultado antes de dotaciones alcanza los 139,7 millones de euros, lo que supone mantener casi la misma cifra presentada a marzo de 2009, con un decrecimiento de apenas un 0,9%.

Todo ello, con una importante contención de los costes del grupo bancario, que se reducen en un 5% y dejan el ratio de eficiencia en el 45%.

Bankinter dispone de unos activos de primera clase, como se pone de manifiesto en datos como un ratio de morosidad del 2,56% (menos de la mitad que el sistema financiero), un tercio de la cartera crediticia colateralizada; y una cartera de activos adjudicados valorada en 343 millones de euros, que supone apenas un 0,5% de la del total del sistema financiero.

Asimismo, Bankinter conserva un satisfactorio nivel de solvencia, coherente con su perfil de riesgo, como queda patente en cifras como: 367,24 millones de euros de provisiones genéricas, un excedente de recursos propios de 696,47 millones de euros y un ratio de capital del 10,22%.

Entre los diferentes márgenes de la cuenta de resultados, destaca entre todos ellos el margen bruto, que llega hasta los 302,06 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 13,80% con respecto al mismo dato a cierre de marzo de 2009. Es reseñable el hecho de que el 30% del margen bruto provenga de productos estratégicos, sin riesgo de crédito y con potencial de crecimiento, como los seguros, servicios de valores, gestión de activos, etc. Por lo que se refiere al margen de intereses, se ve afectado por el comportamiento de los tipos de interés, alcanzando a cierre de trimestre los 160,96 millones de euros (un 10,92% menos); y en cuanto al resultado de la actividad de explotación se sitúa en los 93,84 millones, un 2,63% menos.

Por lo que se refiere al balance de Bankinter, los activos totales alcanzan los 56.264 millones de euros (un 4% más que a cierre del primer trimestre de 2009); los créditos sobre clientes se sitúan en 40.224 millones de euros, que supone un incremento del 1,16%, que evidencia el hecho de que Bankinter mantiene su actividad prestataria a clientes particulares y empresas. En cuanto a los recursos de clientes, suman un total de 39.639 millones de euros, un 1,30% por debajo de la cifra presentada en el mismo periodo del año pasado.

El presente ejercicio 2010 se abre confirmando la adecuación del modelo estratégico de Bankinter en el negocio de clientes, que muestra una buena actividad a pesar de la dificultad del entorno. No en vano, el Banco ha sido capaz de captar en lo que va de año 15.400 nuevos clientes, priorizando esta captación en los segmentos objetivo.

Los segmentos de clientes de Rentas Altas siguen siendo protagonistas de algunas de las cifras de negocio más significativas, lo que avala el éxito del enfoque estratégico del Banco. Es destacable, por ejemplo, el hecho de que Bankinter siga siendo la entidad que más crece en sicavs, principal instrumento de inversión de los grandes patrimonios. El Banco ha incrementado durante este periodo en un 4,4% el número de sicavs y en un 19% el patrimonio gestionado. Bankinter cuenta a cierre de marzo de 2010 con un total de 240 sicavs, que nos sitúan en la 3ª posición del Ranking de Inverco por número de sociedades gestionadas, con una cuota de mercado del 7,6%.

Para gestionar adecuadamente a estos clientes, Bankinter ha realizado un esfuerzo importante, incrementando en un 78% la plantilla específicamente dedicada a asesorar a esta tipología de clientes de Rentas Altas, hasta un total de 655 asesores, que realizan su cometido en 61 centros de Banca Privada y Finanzas Personales que el banco tiene repartidos por todo el territorio nacional, y también –en lo que se refiere a los asesores de Banca Personal- en algunas oficinas.

Por otra parte, la comercialización de seguros sigue reforzando los resultados del negocio del Banco, con un significativo aumento en datos como: un 4% más en pólizas de vida riesgo (hasta las 391.000 pólizas), un 9% más en pólizas de no vida (hasta las 181.000); un 25% más en seguros de ahorro en comparación con el primer trimestre de 2009, hasta llegar a un volumen consolidado de 443 millones de euros; y un 18% más en fondos de pensiones, alcanzando a los 1.228 millones de euros. Destacables son también los datos de crecimiento y negocio de LDA, con crecimientos de hasta el 65,3% en pólizas de seguro hogar; y con una cifra total de 1,65 millones de pólizas motor, que supone un crecimiento del 6,1% con respecto a marzo de 2009.

Y todo ello asentado en unos datos de calidad de servicio prestado a los clientes que siguen estando en niveles de vanguardia en esta industria y que constituyen uno de los valores diferenciales de la Entidad. Así, el Índice de Satisfacción Neta (ISN) de Bankinter se sitúa a cierre del primer trimestre de 2010 en un 74,68 de ISN. El Banco mantiene, en términos de calidad, una distancia de 4,9 puntos de ISN por encima de la media del mercado de personas físicas.

Los datos de solvencia y morosidad siguen manteniendo una notable solidez, cuyo valor se hace notar más si cabe en comparación con el resto de entidades financieros y, sobre todo, teniendo en cuenta el largo ciclo de crisis económica en que nos encontramos. Así, el riesgo crediticio dudoso se sitúa en 1.144,40 millones de euros, lo que equivale al 2,56% del riesgo computable del Banco, nivel que es menos de la mitad que la media del sector. A este respecto es necesario añadir que las entradas netas en mora se han venido ralentizando trimestre a trimestre desde marzo de 2009, de lo que se infiere una mejora de la perspectiva para este año. De forma paralela, el índice de cobertura de la morosidad llega hasta el 72,84%, uno de los más altos del sistema. Las provisiones por insolvencias totales han aumentado un 11,98% respecto al primer trimestre de 2009, alcanzando los 833,60 millones de euros. Estas provisiones se elevan hasta los 904 millones de euros (un 19% más que a marzo de 2009) si se tienen en cuenta los 71 millones provisionados por inmuebles adjudicados. Dichos adjudicados mantienen una cobertura que alcanza el 46%, si consideramos el valor de tasación.

En materia de recursos propios y bajo la norma BIS II, los ratios de solvencia, estimados de acuerdo a la circular del Banco de España sobre la determinación y control de los recursos propios mínimos, finalizan el trimestre en una posición adecuada para el perfil de riesgo de Bankinter, con un excedente de recursos propios de 696,47 millones de euros.

En cuanto al beneficio por acción, se ha situado en 0,14 euros, frente al dato de 0,17 euros presentado al cierre del primer trimestre de 2009, si bien teniendo en cuenta que en mayo de 2009 el Banco realizó una ampliación de capital y, en consecuencia, se ha incrementado el número de acciones en un 16,64%.

Asimismo, la cotización de la acción BKT ha cerrado el primer trimestre de 2010 en 6,16 euros, frente a los 7,97 euros con que cerró al finalizar marzo de 2009.