La consejera delegada de Bankinter apuesta por conceder más crédito en Andalucía

15/05/2013
  • En los últimos doce meses el crédito a empresas andaluzas ha crecido un 16%, hasta superar los 1.300 millones de euros.

  • En su discurso en la Fundación Antares de Sevilla, María Dolores Dancausa apuntó a los segmentos de banca privada, empresas y seguros como los ejes principales de la actividad de negocio del banco.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, manifestó hoy, durante su intervención en la Fundación Antares de Sevilla, su firme apuesta por impulsar la presencia del banco en Andalucía y situarle entre las principales entidades de la región. Actualmente, la comunidad autónoma supone el 14% de la actividad crediticia de Bankinter, con más de 5.400 millones de euros invertidos en las empresas y familias andaluzas. Según Dancausa, estas cifras aumentarán significativamente ''porque el potencial que existe en la Comunidad Andaluza lo justifica''.

En ese sentido, la consejera delegada del banco apuntó a los negocios de banca privada, empresas y seguros como los ejes principales sobre los que se asienta el crecimiento de Bankinter en Andalucía. Un botón de muestra de esta apuesta por la región es el fuerte incremento experimentado en la concesión de créditos a empresas y pymes andaluzas. En los últimos doce meses ha crecido el crédito a medianas empresas un 16%, hasta superar los 1.300 millones de euros, y en el conjunto de empresas se ha incrementado un 10%, hasta los 2.300 millones. ''Tenemos intención de acrecentar estas cifras notablemente a lo largo del año, desdiciendo el argumento típico de que la banca no da créditos. Bankinter mantiene una apuesta decidida de apoyo a nuestro tejido productivo, en línea con la trayectoria histórica de la entidad, que nació como banco industrial'', sostuvo Dancausa.

María Dolores Dancausa también destacó durante su discurso el fuerte crecimiento que está experimentando en Andalucía el negocio de Banca Privada, otro de los ejes estratégicos de la entidad y en el que Bankinter ha acometido una profunda transformación hacia un formato más orientado a la gestión de activos y el asesoramiento especializado al cliente. En este sentido, la primera ejecutiva de Bankinter subrayó que en lo que va de 2013 Andalucía lidera la captación de nuevos clientes de rentas altas en el grupo. En concreto, el 14% de estos nuevos clientes reside en alguna de las siete provincias andaluzas.

La apuesta por el mercado andaluz se engloba dentro de una estrategia global de expansión del banco a nivel nacional. María Dolores Dancausa considera que dada la situación del sector, en el que la mayor parte de entidades supervivientes están enfrascadas en reestructuraciones y fusiones, ''Bankinter está en unas condiciones inmejorables para crecer y captar negocio''. La entidad recoge los frutos de años de prudencia en la gestión del negocio y los riesgos, en los que no cayó en el sobredimensionamiento de plantillas ni de oficinas ni en la financiación a promotores inmobiliarios. ''Gracias a esto –insistió Dancausa- hoy no nos sentimos obligados a realizar dolorosas reestructuraciones que tantas energías derrochan, tenemos unos niveles de morosidad que son casi la tercera parte que el sector y podemos presumir de ser una de las dos únicas entidades que obtuvo beneficios en 2012 con su negocio en España tras realizar todas las provisiones exigidas por el Gobierno'', subrayó Dancausa en su discurso.

Un sector financiero más fuerte.

La consejera delegada de Bankinter hizo también un análisis, en su discurso, de las causas y de los desafíos a los que nos enfrentamos en el actual y prolongado entorno de crisis económica, cuyas consecuencias supondrán a su juicio "una verdadera mutación histórica". En su opinión, ''tras la reestructuración que se está produciendo, con sus dificultades, sus inquietudes y sus desazones, surgirá un sector financiero mucho más fuerte, más riguroso, y más dinámico''.

Dentro de ese panorama económico, Dancausa puso el foco en los problemas del sector bancario español, aquejado por múltiples problemas de los que quiso señalar, especialmente, los errores cometidos por los propios bancos en la época de euforia, con un exceso del crédito y una paralela relajación del control de los riesgos; así como la propia crisis económica en sí, con su destrucción de empleo y de empresas, lo que desemboca necesariamente en crecimientos de la mora.

María Dolores Dancausa señaló la tercera de las causas como la más importante. "Y es que la crisis económica, que ha sido mucho más profunda y larga que los peores presagios anticipaban, ha dado al traste con la capacidad de muchas empresas y economías domésticas para poder devolver sus deudas. Y ante eso sí que no hay soluciones mágicas ni inmediatas. Si las deudas no se devuelven, toda la estructura bancaria se viene abajo''. Dancausa defendió la tesis de que el devenir de la actividad económica está íntimamente ligada a la del sector financiero, y viceversa, por lo que la única salida a la crisis es trabajar en paralelo, y no buscar soluciones parciales.

La consejera delegada de Bankinter dedicó también un espacio de su intervención a describir "el paisaje que nos vamos a encontrar cuando llegue el momento de la recuperación ", el cual será muy distinto al que había con anterioridad a 2007. Entre estos cambios señaló dos, como los principales: la traslación del peso geopolítico hacia los llamados países emergentes, y las transformaciones tecnológicas, que han supuesto "una metamorfosis de muchos procesos que considerábamos inamovibles". El reto que todo ello nos plantea es el de la adaptación al cambio, variable que destacó como el principal atributo que deberán atesorar las empresas o los trabajadores que quieran liderar la economía en el nuevo entorno surgido tras la crisis.