Bankinter y el BEI firman un acuerdo de 400 millones para financiar a pymes y MidCaps

18/01/2014

Bankinter y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) han firmado hoy un acuerdo para la financiación de proyectos de inversión promovidos por pymes (hasta 250 empleados) y empresas de mediana dimensión (hasta 3.000 empleados) por 200 millones de euros en el sector industrial y de servicios. Bankinter complementará la financiación del BEI con 200 millones de euros adicionales, siendo el volumen total de 400 millones de euros de financiación total para pymes y Midcaps.

Esta línea de crédito, que ofrece a estas empresas financiación en condiciones favorables a bajo interés y largo plazo, dará apoyo a proyectos de inversión de hasta 25 millones de euros en pymes y hasta 50 millones de euros de inversión en empresas MidCaps, estando previsto que una parte importante de los proyectos estén localizados en regiones de convergencia.

Este es el octavo préstamo de estas características que el BEI firma con Bankinter. La última línea de crédito firmada por el BEI y Bankinter a favor de las pymes, de un importe similar, se firmó el 28 de enero de 2013 y ha sido totalmente utilizada.

Con este nuevo acuerdo, que se suma a iniciativas similares firmadas con El Fondo Europeo de Inversiones (FEI), el Instituto de Crédito Oficial (ICO) o las sociedades de garantía recíproca, Bankinter deja patente su compromiso con el desarrollo económico de las pequeñas y medianas empresas, catalizadoras fundamentales para el crecimiento y la creación de empleo. Estos acuerdos facilitan la financiación a este colectivo, aportando recursos en condiciones favorables, en términos de plazos más largos, con flexibilidad en los desembolsos o tipos de interés más reducidos.

Las empresas son para Bankinter uno de los segmentos estratégicos. Pese al entorno de crisis y restricción crediticia, Bankinter ha crecido en los últimos dos años en financiación a grandes y medianas empresas por encima del 10% anual. La entidad, que cerró el tercer trimestre de 2013 con un volumen de inversión a empresas superior a los 17.000 millones de euros, tiene como objetivo alcanzar los 22.000 millones en 2015.

Para atender a este colectivo, en el que cuenta con más de 80.000 clientes, el banco ha reforzado la plantilla dedicada a los segmentos corporativos, hasta alcanzar una red comercial especializada de más de 1.000 personas, la cuarta parte de la plantilla total.