Bankinter prevé conceder 700 millones de euros en nuevo crédito en Portugal en 2016

08/04/2016
Bankinter Portugal
  • La entidad planea duplicar su negocio luso en tres años y lograr el 10% de cuota en Banca Premier y Banca Privada, así como multiplicar por cuatro su actividad en Banca de Empresas y por siete en hipotecas.

  • La consejera delegada de Bankinter confía en replicar en Portugal el exitoso modelo de crecimiento orgánico del Grupo.

Bankinter llega a Portugal con ambiciosos planes de crecimiento y permanencia a largo plazo. Así lo han ratificado hoy tanto la consejera delegada del banco, Mª Dolores Dancausa, como el country manager en Portugal, Carlos Brandao, en una rueda de prensa que ha tenido lugar en Lisboa. La estrategia que ha planificado la entidad tiene como objetivo impulsar el crecimiento del negocio retail de Barclays cuyo control efectivo asumió el pasado 1 de abril, con una firme apuesta por el aumento de la financiación a empresas y familias portuguesas.

Banca Privada, Banca Premier y Banca de Empresas serán los principales pilares sobre los que se va a asentar el fuerte impulso del banco en Portugal. Se trata de un plan ambicioso con el que la entidad pretende, entre 2016 y 2018, multiplicar por dos la cuota de mercado que tiene actualmente en Portugal. En los negocios de Banca Premier y Banca Privada el reto que se ha fijado es alcanzar en 2018 un 10% de cuota de mercado, frente al 6% y al 5%, que son, respectivamente, las bases con las que se parte con la cartera de negocios adquirida. Otra meta importante para Bankinter es multiplicar por cuatro la cuota en el negocio de Banca de Empresas, hasta el 4%, y por siete la concesión de nuevas hipotecas, hasta lograr una cuota del 7% en tres años.

Para este año 2016, el banco busca captar 15.000 nuevos clientes, conceder 700 millones de euros de nuevos créditos, principalmente a empresas e hipotecas, y aumentar los recursos de clientes en 900 millones de euros.

A nivel global del banco, Bankinter aspira a que el negocio de Portugal se convierta en la principal área territorial del banco en términos de contribución al Grupo tanto por ingresos como por eficiencia y rentabilidad. En concreto, Dancausa ha puesto como objetivo que el negocio de Bankinter en Portugal llegue a suponer en un tiempo razonable el 15% del conjunto del balance e ingresos del Grupo, frente al 8% que supone actualmente. Asimismo, prevé que la sucursal lusa alcance en 2020 una rentabilidad sobre el capital invertido superior al 10%.

“Hemos llegado con un ambicioso plan de crecimiento y el firme compromiso de impulsar la financiación a empresas y familias portuguesas desde el primer momento”, afirmó María Dolores Dancausa, Consejera Delegada de Bankinter.

Tanto las actividades de banca como los Seguros de Vida y Fondos de Pensiones adquiridos a Barclays –estos últimos gestionados por Bankinter Seguros de Vida en alianza con Mapfre- “suponen una excelente plataforma para impulsar la internacionalización del banco y aprovechar las enormes oportunidades de crecimiento que brinda el mercado portugués”, destacó la primera ejecutiva de Bankinter. Este es un país que el banco tenía en sus planes desde hace tiempo, con una economía que ha iniciado la senda de la recuperación y con un sistema financiero con mayores márgenes que el español y en pleno proceso de consolidación y reestructuración.

En el marco de la estrategia de la entidad, la consejera delegada confía en replicar el exitoso modelo de crecimiento que ha desarrollado Bankinter en España. “Bankinter ha demostrado que sabe avanzar en un contexto de crisis. En los últimos cinco años, hemos sido capaces de multiplicar por dos la concesión de hipotecas, duplicar el patrimonio de Banca Privada, aumentar un 45% el volumen de depósitos de los clientes o elevar un 29% la cartera crediticia a empresas. Una historia de crecimiento orgánico de éxito que podemos trasladar a Portugal, aprovechando nuestro enorme ‘know-how’ en Banca Privada y Banca de Empresas y nuestro liderazgo en Banca Digital para hacer  crecer el negocio en el mercado luso”, aseveró María Dolores Dancausa.

Por su parte, Carlos Brandao, country manager de Bankinter en Portugal, declaró que “contamos con un equipo altamente cualificado que ha hecho un tremendo esfuerzo para acelerar el proceso de integración y para impedir que este periodo de transición, hasta que se ha hecho efectiva la compra por parte de Bankinter, tuviese el mínimo impacto en el negocio de clientes portugueses”.

Sobre los objetivos, Brandao apuntó que “aspiramos a convertirnos en una entidad de referencia en Banca Privada, Banca Premier y Banca de Empresas y, para ello, reforzaremos la venta cruzada y reactivaremos el negocio con grandes empresas y pymes. En paralelo, vamos a hacer un gran esfuerzo de mejora en la ratio de eficiencia”.

En cuanto a los valores que Bankinter quiere aportar a Portugal, hay que destacar cuatro esenciales: la ya citada experiencia de sortear los momentos de crisis económica; la fuerte cultura de control de los riesgos crediticios que ejerce el banco; la constante innovación como pilar de crecimiento, y  la promoción y la retención del talento profesional.

Con el cierre de la compra del negocio de Barclays, por la que Bankinter ha abonado finalmente 86 millones de euros, el banco asume el control efectivo de un negocio que cuenta con una cartera crediticia de 4.473,2 millones de euros; 2.507,8 millones de euros en activos gestionados fuera de balance; 2.530,8 millones en depósitos, una red de 84 sucursales,  una plantilla de 930 empleados y 173.000 clientes, de los cuales 19.400 son empresas. Con la integración de este negocio, la entidad incrementa las principales magnitudes operativas y de su balance entre un 8% y un 27%.

“El impacto de la operación en el balance de Bankinter, su cuenta de resultados y en la situación de capital y liquidez es muy limitado y perfectamente asumible”, señaló Dancausa, y apuntó que crea valor para los accionistas de Bankinter desde el comienzo de la operación. 

En el caso del negocio de seguros de vida y pensiones, el importe se cerró en 75 millones de euros, lo que supone un PER de 5,9 veces.