Bankinter supera ampliamente los requerimientos mínimos de capital del BCE

13/12/2016
Bankinter supera ampliamente los requerimientos de capital exigidos.
  • El Banco Central Europeo exige al banco un ratio de capital CET1 del 6,5%, y la entidad cerró septiembre con el 11,89%, casi seis puntos por encima.

  • El nivel impuesto a Bankinter es el más bajo de la banca española.

Bankinter supera holgadamente los requerimientos mínimos de capital exigidos por el Banco Central Europeo aplicables en 2017, tras el ejercicio de revisión y evaluación supervisora (SREP) llevado a cabo por el supervisor europeo.

De acuerdo con ese nivel mínimo exigido de capital, que el Consejo de Gobierno del BCE ha comunicado a Bankinter, la entidad debería contar con un ratio de capital mínimo CET 1 phased-in del 6,5%. Este ratio está compuesto por el 4,5% de capital que exige el denominado Pilar 1 de la normativa (el que estipula el umbral mínimo), un 0,75% de Pilar 2 y un colchón de conservación de capital  del 1,25%. De esta forma, el ratio exigido a Bankinter es el más reducido entre los que fija el Banco Central Europeo a los bancos españoles.

En comparación con este nivel reclamado, Bankinter cerró septiembre con un ratio de capital CET 1 (Common Equity Tier 1) del 11,89%, lo que supone casi seis puntos por encima de lo exigido por el supervisor de la banca europea.

En cuanto a la ratio de capital total, el requerimiento del BCE se sitúa en el 10,0%, también en términos phased-in, mientras que Bankinter mantiene un ratio del 12,88%, a 30 de septiembre.

Cumplir ampliamente con los niveles de capital exigidos permite a Bankinter no contar con limitaciones previas en las decisiones sobre el pago de dividendos, de retribución variable o de cupones de instrumentos Additional Tier 1 (AT1) y, ante todo, muestran la fuerte posición en solvencia y en calidad de activos que posee el banco, por encima de sus comparables a nivel español y europeo.

Bankinter valora de forma positiva el hecho de que se publiquen estos ratios, ya que supone un ejercicio de transparencia para la banca española y también la europea. A esto se une que el banco, a pesar de superar el nivel exigido, está firmemente comprometido con sus accionistas en el refuerzo de sus niveles de capital, tarea en la que trabaja de forma continuada, como muestra el hecho de que cerró el tercer trimestre del año con un nivel de CET 1 fully loaded -es decir, el ratio exigible en 2019, cuando entren en vigor las medidas del acuerdo de Basilea III- del 11,5%.