Bankinter publica el impacto ambiental de su emisión de bonos verdes por 750 millones de euros en su primer informe anual de seguimiento

04/03/2021
Bankinter.
  • La financiación de proyectos de energías renovables y edificios ecoeficientes a través de dicha emisión ha contribuido a reducir la huella de carbono en 267.628 toneladas de CO2 durante este primer año.

  • La firma independiente ECODES, especializada en economía verde, ha realizado el cálculo del ahorro y la metodología del reporte.

Bankinter ha difundido por primera vez su informe anual de bonos verdes en el que revela el impacto ambiental positivo estimado con la financiación de proyectos de energías renovables y edificios ecoeficientes que componen los activos de esta emisión, realizada el 29 de enero de 2020. Así, en este primer reporte de seguimiento destaca que dicha emisión de bonos verdes por valor de 750 millones de euros supone un equivalente a una reducción de 267.628 toneladas de CO2 en este primer ejercicio.

ECODES, como asesor independiente, ha realizado el cálculo y desarrollado la metodología utilizada para el informe anual de seguimiento citado. El ahorro en emisiones se ha calculado a partir de la generación de 1.317 GWh de energía eólica y fotovoltaica de los activos de renovables en los que invierten dichos bonos. Asimismo, ha contribuido a reducir el uso de energía en 519 MWh en 12 meses.

La cartera de préstamos verdes financiada por estos bonos de un valor nominal de 750 millones de euros está compuesta en un 84% por activos de energías renovables, en los que los proyectos de fotovoltaica tienen un peso del 78% y los de eólica, un 22%. El 7% del total del portfolio corresponde a edificios eficientes o verdes y el 9% restante, a préstamos corporativos a empresas ligadas al sector de energías renovables.

La metodología para realizar los cálculos de reducción de emisiones gracias al bono está basada en la generación de escenarios equivalentes y comparables siguiendo las bases propuestas en la parte 2 de norma ISO 14062: Gases de efecto invernadero, especificaciones y orientaciones, a nivel de proyecto, para la cuantificación, la monitorización y la declaración de las reducciones y de las mejoras en la eliminación de gases de efecto invernadero. Esta metodología tiene como objetivo garantizar la imparcialidad y el uso de fuentes de información objetivas y comparables, basándose en estándares internacionalmente reconocidos.

Por otra parte, KPMG ha actuado como verificador independiente asegurando la consistencia del reporte con el Marco del bono verde de Bankinter (Bankinter Green Bond Framework) que ya publicó el banco el año pasado.

 

Metodología.

Estos son los principales puntos en los que se ha basado la metodología:

-El periodo de cálculo comprende el año natural 2020.

-En el caso de los proyectos de energía renovable, las emisiones de CO2 evitadas han sido calculadas multiplicando la electricidad renovable incorporada a las redes locales por el factor de emisión de CO2 del mix energético nacional.

-Para los proyectos de edificios eficientes energéticamente, se compara la energía no renovable que consumen los edificios financiados con el límite energético existente en la escala de certificación energética nacional para la obtención de certificación A. Al igual que en el caso anterior, la energía se multiplicará por el factor de emisión de CO2 del mix energético nacional.

-Finalmente, en el cálculo de ahorros en préstamos corporativos, al financiarse una actividad de energías renovables, se toman en consideración las emisiones que ha evitado la empresa debido a su actividad, y se pondera por el porcentaje de financiación proporcionada por Bankinter.

 

Bankinter mantiene una firme apuesta por la Sostenibilidad y los criterios ASG (ambientales, sociales y de buen gobierno) a través de los sucesivos planes que ha puesto en marcha a lo largo de los últimos años. En ellos, el eje medioambiental tiene un peso significativo.