Bankinter ofrece ya los préstamos del tercer tramo de avales del ICO y abre una nueva línea de créditos para renovaciones

11/05/2020
Bankinter.
  • El banco recibe una cuota en avales de 1.024 millones, que se unen a los 1.930 millones asignados para pymes y autónomos y 916 millones para otras empresas que permitirán conceder financiación por un volumen total de aproximadamente 4.500 millones.

  • La entidad lanza créditos, también avalados por el Instituto de Crédito Oficial, para empresas que busquen renovar sus operaciones existentes de financiación con ventajas en el plazo, en el tipo de interés y en ampliación de importe.

Bankinter ya está listo para ofrecer los préstamos para pymes, otras empresas y autónomos correspondientes al tercer tramo de avales públicos que ha liberado el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Dentro de este tramo, la norma recién aprobada acaba de asignar por cuota al banco 1.024 millones de euros en avales, lo que le permitirá financiar al tejido empresarial con un volumen del entorno de 1.300 millones de euros adicionales. Los avales cubren aproximadamente el 80% de las operaciones.

En total, contando los tres tramos dispuestos por el ICO más una reasignación correspondiente al primer tramo procedente de una cuantía no consumida en general en el sector, Bankinter podrá conceder préstamos por un montante de aproximadamente 4.500 millones de euros con el fin de dar liquidez a pymes, otras empresas y autónomos que les ayude a afrontar la actual situación generada por el coronavirus.

Adicionalmente, Bankinter ha puesto en marcha una nueva medida dentro de su plan de choque para paliar los efectos económicos del COVID-19. Ha lanzado un nuevo tipo de crédito, que también cuenta con el aval del ICO, destinado a renovar financiación ya existente a pymes, empresas de mayor tamaño y autónomos. El objetivo es facilitar una palanca financiera permanente que las compañías ya utilizaban en su día a día ordinario pero que ahora se hace más necesaria.

La ventaja de estos créditos para renovaciones es que las empresas pueden contar con un mayor plazo de financiación o con tipos de interés más bajos que en las renovaciones habituales, además de un importe adicional para las nuevas necesidades que tengan, dado que están garantizados con un aval público. Este hecho supone contar con un respaldo financiero en mejores condiciones. No existe un estándar en dichas condiciones, sino que se analiza cada operación caso por caso, como es preceptivo en el banco, con unos tipos de interés muy competitivos en el sector.

Esta nueva opción cuenta con un trámite mucho más rápido que otro tipo de renovaciones. En esta agilidad también tiene que ver el esfuerzo que ha realizado Bankinter para acelerar todos los procesos. No solo lanzó el mes pasado una firma digital específica para contratar la Línea ICO, sino que los equipos encargados de tramitar estos préstamos y créditos han intensificado su trabajo desde el primer momento con el fin de cerrar cada operación cuanto antes.

La ayuda a las empresas en la actual coyuntura es una prioridad para Bankinter. Por ello, la entidad activó de forma inmediata la Línea ICO pero también lanzó medidas específicas para las empresas dentro del ya citado plan de choque. Entre ellas, figuran las carencias en los préstamos para determinados clientes, además de post-financiación confirming, así como carencia y ampliaciones de plazo en los leasing, tanto para pymes como para autónomos. Además, se incluye la posibilidad de que las empresas puedan destinar los préstamos preautorizados -previstos inicialmente para el pago de impuestos y seguros sociales- a cualquier otra finalidad. A ello se suma que pueden incrementar o bien recolocar los límites no usados de la ‘financiación multilínea’, un producto que permite a aunar en una sola línea de crédito todas las necesidades de financiación.