Bankinter ofrece una moratoria en préstamos al consumo más allá de la aprobada en el real decreto de emergencia

28/04/2020
Bankinter.
  • El banco permite a clientes vulnerables financieramente una carencia en el pago del capital de los citados préstamos de hasta cuatro meses.

Bankinter avanza con nuevas medidas para intentar paliar los efectos del coronavirus. El banco ha lanzado una moratoria específica para préstamos al consumo con el fin de ayudar a clientes en situación de vulnerabilidad financiera pero que no pueden acogerse a la moratoria dispuesta en el Real Decreto-ley 11/2020 de 31 de marzo.

En el caso de los préstamos personales, Bankinter ofrece una carencia en el pago de capital, es decir, dejar de pagar la parte correspondiente al capital -no los intereses-, de cuatro meses frente a los tres meses de la moratoria del Real Decreto. Mientras, en las tarjetas de crédito, la moratoria es total, de capital e intereses, como indica la norma, y duraría tres meses. Bankinter valorará la extensión de las moratorias si la situación se prolongase.

La entidad podrá ofrecer de forma proactiva este tipo de moratorias a los clientes que muestren condiciones de vulnerabilidad financiera. Se podrán aplazar pagos por una deuda de hasta 150.000 euros mientras se cumplan las condiciones.

Por su parte, los clientes podrán informarse de la solicitud  entrando, con sus claves, en su espacio propio en la web. Asimismo, una vez que reciban la documentación por parte del banco tras aprobarse su petición, tendrán a su disposición una firma digital específica para agilizar los trámites.

En paralelo, Bankinter seguirá ofreciendo también la moratoria que fija el Real Decreto del 31 de marzo en créditos al consumo y tarjetas para los colectivos vulnerables, de acuerdo con los requisitos marcados en dicha disposición.

Desde que se desencadenó el escenario actual por la pandemia, Bankinter ha aprobado medidas que van más allá de lo dispuesto en los Reales Decretos de medidas urgentes contra los efectos del COVID-19. Así, además de la moratoria hipotecaria en las condiciones de la referida norma, el banco anunció el pasado 25 de marzo que lanzaba una carencia en el pago del capital de la hipoteca de hasta cuatro meses para aquellos clientes que no cumplan con los criterios descritos en el Real Decreto del 17 de marzo. Esta moratoria también será prorrogable hasta doce meses en los casos en los que sea necesario.

Por otro lado, dentro del plan de choque aprobado por Bankinter para contribuir a mitigar las consecuencias económicas del coronavirus, también se contemplan otras medidas dirigidas a familias, como el adelanto en el pago de las pensiones, de la prestación por desempleo o de la ayuda a los afectados por Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

A ello se suman medidas específicas para pymes y autónomos, además de los préstamos avalados por el Estado de las Líneas ICO, como determinadas carencias y condiciones de flexibilidad financiera.