Bankinter mantiene el impulso del negocio y registra a junio un beneficio neto de 309 millones de euros, un 18,3% más

25/07/2019
  • El banco mejora todos los márgenes de la cuenta, tanto incluyendo como excluyendo los negocios de EVO Banco y de Avantcard, recientemente adquiridos.

  • Los recursos minoristas de clientes (+12,1%) y la cartera de inversión crediticia (+8,3%) crecen a un mayor ritmo que la media sectorial en España.

  • Bankinter mantiene las cifras de rentabilidad (ROE del 12,8%) y de morosidad (2,7%) en posiciones de liderazgo; y la solvencia (CET1 ‘fully loaded’ del 11,50%) muy por encima del mínimo exigido a la entidad por el Banco Central Europeo.

El Grupo Bankinter mantiene al cierre del primer semestre de 2019 las fortalezas de un negocio de clientes rentable y diversificado, un balance sólido y una rentabilidad por encima de la media del sector.

Así, Bankinter obtiene al 30 de Junio un beneficio neto de 309  millones de euros, y un beneficio antes de impuestos de 406,9 millones, con un crecimiento respecto al año anterior del 18,3% y del 13,7%, respectivamente.

Cabe señalar que estos resultados incorporan ya las cifras de negocio de EVO Banco y de su filial de consumo en Irlanda, Avantcard,  cuya integración al Grupo Bankinter se produjo el pasado 31 de mayo, tras recibir las preceptivas autorizaciones de los reguladores.

Sin tener en cuenta el fondo de comercio negativo de la operación de compra de EVO, ni el resto de cifras procedentes de los negocios adquiridos, el beneficio neto sería de 264 millones de euros, un 1,1% superior al de Junio de 2018; y el beneficio antes de impuestos, 367,3 millones, un 2,6% más.

Entre las fortalezas del Grupo Bankinter vuelve a destacar el ROE, o rentabilidad sobre recursos propios, del 12,84%, con el que la entidad continúa liderando posiciones entre los bancos cotizados en España.

La calidad de activos sigue siendo, igualmente, una variable diferencial. La ratio de morosidad, del 2,71%, se encuentra todavía a una distancia considerable respecto a la media sectorial.

En cuanto a la solvencia, la ratio de capital CET1 fully loaded cerró el semestre en el 11,50%, muy por encima del requerimiento mínimo de capital exigido a Bankinter por el Banco Central Europeo para este año, que fue del 8,20%.

Por lo que se refiere a la liquidez, el gap comercial (diferencia entre la inversión crediticia y los recursos captados de clientes) se reduce hasta los 2.000 millones de euros frente a los 4.200 millones de hace un año. En paralelo, la ratio de depósitos sobre créditos es del 97,5%, frente al 93,8% del primer semestre de 2018.

Por último, los vencimientos de emisiones mayoristas para este año suman 800 millones de euros, y hay otros 800 millones previstos para 2020, si bien el banco ha realizado ya este año dos emisiones de deuda senior, preferred y non preferred, por valor de 500 y 750 millones de euros, respectivamente.

Para afrontar todos estos vencimientos, el Grupo posee activos líquidos por un volumen de 12.400 millones de euros y una capacidad para emitir cédulas por 7.100 millones.

Todas estas fortalezas se encuentran detrás de la mejora del rating de Moody´s, que ha subido recientemente la nota crediticia a largo plazo asignada al banco desde   “Baa2“ a “Baa1”, con perspectiva estable.

Todos los márgenes siguen al alza.

Los resultados presentados por el Grupo Bankinter siguen teniendo su motor principal en el negocio con clientes, que muestra el vigor necesario como para seguir generando mayores ingresos. Esto se pone de manifiesto en los márgenes de la cuenta, superiores en todos los casos a los del mismo periodo de 2018.

Así, y a pesar del entorno de tipos, el margen de intereses de Bankinter alcanza al 30 de Junio los 567,9 millones de euros, un 4,6% más que a la misma fecha de 2018. Excluyendo la aportación de EVO Banco, ese crecimiento sería del 3,6%.

El margen bruto suma 1.004,7 millones de euros, un 2,7% más, con unos ingresos netos por comisiones de 231 millones, que crecen al 3% y suponen el 23% del total de este margen. Sin contar EVO Banco el crecimiento del margen bruto sería de un 2,1%.

Por su parte, el margen de explotación cierra el semestre en 490,3 millones de euros, un 3,4% más que hace un año; y un 4,7% más sin EVO. Los costes operativos crecen un 2,1%, aunque sin tener en cuenta EVO Banco se reducen ligeramente. Ese control de los costes conlleva una mejora de la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, que se sitúa en el 46,4% cuando al cierre de año estaba en el 46,8%, gracias a los mayores ingresos.

Por lo que se refiere al balance de Bankinter, los activos totales del Grupo, incluyendo el negocio de EVO Banco y Avantcard, ascienden a 82.764,7 millones de euros, lo que supone un 8,8% más que al 30 de Junio de 2018.

En cuanto a la inversión crediticia a clientes suma un total de 59.223,4 millones de euros, un 8,3% más que hace un año. Teniendo en cuenta sólo el negocio en España, y excluyendo de él a EVO Banco, el crecimiento ha sido del 5%, mientras que el sector, con datos a mayo del Banco de España, ha decrecido un 0,9%.

Los recursos minoristas de clientes alcanzan los 55.926,2 millones de euros, un 12,1% más, o un 5% más solo en España ex-EVO. Y en cuanto a los recursos gestionados fuera de balance, suman un patrimonio total de 28.861,3 millones de euros, un 3,1% más.

Por lo que se refiere al índice de morosidad del Grupo, se sitúa en el 2,71% desde el 3,25% de hace un año, o lo que es igual: una reducción de 54 puntos básicos. Por lo que se refiere a la morosidad del negocio en España, esta es aún menor: del 2,68%.

En este ámbito es destacable la reducción experimentada durante el periodo analizado en la cartera de activos inmobiliarios adjudicados, que suman un valor bruto de 315,5 millones de euros, un 18,5% menos que hace un año. La cobertura de estos adjudicados es del 45,5%.

Un negocio sano y rentable.

Dentro del negocio de clientes del banco, el de Empresas es el que sigue realizando la mayor contribución al margen bruto.

La cartera de inversión de Banca de Empresas mantiene su tendencia de crecimiento y alcanza un volumen de 25.300 millones de euros, frente a los 23.900 millones de hace un año. Si nos atenemos solo a las cifras en España, el volumen de crédito empresarial asciende a 23.700 millones de euros frente a los 22.700 millones de un año atrás, lo que supone un crecimiento del 4,5% cuando el sector en su conjunto ha vuelto a decrecer, en esta ocasión un 3,7% con datos a mayo del Banco de España.

De esta cartera de inversión, un 50% corresponde al segmento de grandes corporaciones, un 27% al de empresas medianas y el 23% restante a las pequeñas compañías.

Dos áreas son las principales palancas de crecimiento del negocio de Empresas de Bankinter: Banca Internacional y Banca de Inversión. Ambas áreas muestran una positiva evolución tanto en Inversión: un 23% y un 15% más que hace un año, respectivamente; como en el margen bruto: 15% y 18% de incremento, respectivamente.

Por lo que se refiere a la línea de negocio de Banca Comercial, enfocada a personas físicas, destaca un trimestre más el comportamiento de Banca Privada y Banca Personal, negocios que agrupan a los clientes de mayor patrimonio, en donde Bankinter cuenta con una importante cuota en el mercado español. 

El patrimonio gestionado en Banca Privada asciende a 38.200 millones de euros, un 4% más que al cierre de Junio de 2018. En los primeros seis meses de 2019, el crecimiento ha sido de 2.500 millones.

Por su parte, en Banca Personal el volumen gestionado aumentó un 5%, hasta 23.000 millones, con un crecimiento en este primer semestre de 1.400 millones de euros.

El buen comportamiento de la actividad de Banca Comercial se extiende tanto a los productos de activo como de pasivo, así como a los recursos gestionados fuera de balance. Es destacable el crecimiento en productos donde el banco está poniendo su especial foco comercial, como la cuenta nómina, cuya cartera cerró el semestre en los 9.500 millones de euros, un 24% más que hace un año, lo que pone de manifiesto la aceptación que tiene en el mercado un producto que, a diferencia de otros similares, mantiene inalterables sus ventajosas condiciones desde su lanzamiento en 2012.  

Otro tanto ocurre con las hipotecas. En España, la nueva producción hipotecaria del semestre asciende a los 1.420 millones de euros, lo que supone un 10% más que lo conseguido en el mismo periodo de 2018 y que viene a ser un 5,9% de cuota de mercado en las nuevas operaciones. El loan to value de estas nuevas hipotecas es del 64%, lo que evidencia que el crecimiento se realiza con un riguroso control del riesgo.

El saldo total hipotecario al 30 de Junio de 2019 suma en España 22.500 millones de euros, un 1,7% más que hace un año, cuando el sector ha decrecido un 1% con datos a mayo.

En lo que se refiere a Línea Directa Aseguradora, el crecimiento en pólizas de esta compañía 100% propiedad de Bankinter fue del 7,1%, hasta alcanzar los 3,13 millones de riesgos asegurados. Las primas emitidas alcanzan los 451,3 millones de euros, con un alza del 6,1%, muy por encima del sector tanto en Motor (+3,9% vs. +1,9% sector) como en Hogar (+11,6% vs. +3,7% sector, con datos a mayo). En cuanto al ratio combinado del Grupo Línea Directa asciende al 88,1%, y con un ROE del 38%.

Pasando al negocio de Consumo, operado por Bankinter Consumer Finance, se consolida el crecimiento experimentado el pasado trimestre. La inversión alcanza los 2.200 millones de euros, un 28% más que hace un año, con una nueva producción en el semestre de 405 millones, que es un 35% superior a la del primer semestre de 2018. En cuanto a la cartera de clientes asciende a 1,4 millones, un 15% más.

El negocio de Bankinter Portugal sigue mostrando el buen comportamiento habitual, que se manifiesta tanto en el apartado de la Inversión como en el de los Recursos, que crecen en ambos casos un 13% en el periodo analizado. El Beneficio Antes de Impuestos del semestre asciende a 35 millones de euros, un 11% más que a Junio de 2018.

Cabe señalar que durante este último trimestre se produjo el cierre de la operación de compra de EVO Banco y Avantcard, su filial de consumo en Irlanda, cuyos negocios ya se encuentran incorporados al balance del Grupo: 1.300 millones de Inversión y 3.200 millones en recursos.

Por último, en cuanto al grado de digitalización de los clientes de Bankinter, destaca que un 93% de los mismos hacen uso del móvil, PC o tableta para relacionarse con el banco, ya sea de forma exclusiva o en combinación con otros canales, lo que evidencia el grado de desarrollo y la sólida implantación que ha alcanzado esta estrategia.