Bankinter lanza una batería de medidas de apoyo a sus clientes ante la situación creada por el coronavirus

20/03/2020
facilidades crediticias coronavirus
  • Esta línea de acción especial incluye facilidades crediticias con el fin de mitigar la carga financiera de los clientes afectados y ayudarles a consolidar su situación económica ante el impacto generado por el actual entorno.

  • Las medidas van dirigidas a empresas, pymes y autónomos de sectores económicos afectados por la situación creada por el coranavirus, así como a clientes particulares especialmente vulnerables.

Bankinter ha puesto en marcha un plan de choque de aplicación inmediata que, en línea con las medidas aprobadas por el Gobierno, busca proteger y apoyar a los clientes del banco especialmente afectados por la situación de excepcionalidad económica generada por el COVID-19.

Se trata de un paquete de acciones tendentes a ofrecer facilidades crediticias a familias en situación de especial vulnerabilidad, así como a trabajadores, autónomos y empresas de aquellos sectores que están sometidos a un impacto económico directo en el momento actual, tanto por cese de su actividad como por una caída abrupta de sus ingresos, con el objetivo de garantizar recursos a los sectores más afectados por esta crisis y asegurar la continuidad de los negocios y el empleo de sus trabajadores.

Entre esas acciones se adscribe la adhesión del banco a la nueva línea de financiación ICO-COVID19 dirigida a empresas y autónomos cuya actividad se encuadre en el sector turístico y actividades conexas, como el sector del transporte, cultural y actividades recreativas. Esta línea de financiación se materializará en un préstamo en condiciones preferentes con un tipo de interés fijo de hasta un 1,5% (incluidas comisiones), y a un plazo máximo de 4 años, con el primer año de carencia del principal.

Asimismo, la entidad pone a disposición de todas sus empresas clientes el acceso a los préstamos ICO, que se articularán a través de una línea de avales y garantías públicas de hasta 100.000 millones de euros, según lo dispuesto en el Real Decreto, tendentes a garantizar las necesidades de liquidez de compañías de todo tipo de sectores y cuyas  condiciones específicas se establecerán en el próximo Consejo de Ministros.

Entre las medidas específicas que empezará a aplicar Bankinter se incluye igualmente el que las empresas puedan dedicar los préstamos preautorizados previstos para el pago de impuestos y seguros sociales a cualquier otra finalidad distinta a la establecida, de cara a facilitar la gestión de todos sus pagos.

Y por último, la posibilidad de incrementar o bien recolocar los límites no usados de la ‘financiación multilínea’, un producto específico de Bankinter que permite a las empresas aunar en una sola línea de crédito todas sus necesidades de financiación y que puede ser íntegramente tramitado a través de la web.

Dada la especial focalización del banco en el Negocio Internacional de Empresas, la entidad prestará una atención especial a las necesidades de las compañías en su actividad exportadora. En ese sentido, Bankinter facilitará a sus empresas clientes el acceso a la línea de cobertura aseguradora para riesgo de exportación de hasta 2.000 millones de euros con cargo al Fondo de Reserva de los Riesgos de la Internacionalización, que serán otorgadas por Cesce en nombre propio y por cuenta del Estado.

Moratoria hipotecaria.

Por lo que se refiere a las personas físicas, y en línea con lo dispuesto por el Gobierno, Bankinter habilitará de forma inmediata las medidas de moratoria en el pago del préstamo hipotecario para la adquisición de vivienda habitual para aquellas personas que hayan visto reducidos sus ingresos por motivo de esta crisis y que cumplan con los requisitos dispuestos en el Real Decreto. Los clientes afectados podrán solicitar dicha moratoria desde ahora hasta pasados quince días del fin de la vigencia del Real Decreto Ley, procediendo el banco a su implementación en un plazo de quince días, una vez presentada toda la documentación requerida.

Dado que se trata de una situación de crisis en constante evolución, el banco llevará a cabo una permanente observación de la vigencia de todas estas medidas y de su adecuación a las específicas necesidades de estos colectivos, con el fin de realizar los ajustes que sean necesarios para adaptarlos a los requerimientos del entorno y ofrecer así todas las facilidades crediticias a los clientes para que puedan consolidar su situación financiera durante el tiempo que se prolongue la situación actual.

A ese respecto la Consejera Delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, declaró en su reciente discurso ante la Junta General de Accionistas, que en el banco “estamos plenamente alineados con las medidas decididas en el reciente Consejo de Ministros, cuyo propósito es mitigar el impacto de la crisis del Coronavirus en los colectivos más afectados por la misma”. Asimismo, insistió en que todos los esfuerzos y energías del banco están ahora “concentrados en tres propósitos: la salud de los empleados, el empleo y el servicio a los clientes”.