Bankinter inaugura en su sede social la exposición “Diálogo entre Arte y Arquitectura”

28/05/2018
  • Incluye, entre otras, una selección de obras de Palazuelo, Millares y Tápies, coetáneas a la edificación del inmueble, del que es autor Rafael Moneo.

  • El acto de inauguración se desarrolló mediante un diálogo entre Soledad Liaño, comisaria de la exposición, Rafael Moneo y Rafael Mateu de Ros, que analizaron para el público asistente los pormenores de la muestra.

  • La presentación corrió a cargo del académico y crítico de arte, Francisco Calvo Serraller.

La sede social de Bankinter en el Paseo de la Castellana de Madrid será hasta el día 7 de junio escenario de la exposición “Diálogo entre Arte y Arquitectura”, que reúne algunas de las principales obras de la colección privada del banco, la mayor parte nunca antes expuestas públicamente. Entre estas se encuentran obras de Palazuelo, Millares y Tápies, entre otros, todas ellas rigurosamente seleccionadas por ser coetáneas a la edificación de la sede, construida entre 1973 y 1977.

El acto de inauguración de la muestra, al que acudieron un centenar de invitados, en su mayor parte clientes del banco, contó con la participación de Soledad Liaño, comisaria de la exposición, Rafael Moneo, autor del edificio Bankinter, y Rafael Mateu de Ros, consejero del banco y socio responsable del departamento de Arte de Ramón y Cajal Abogados e inspirador de una colección que estará abierta al público hasta el próximo día 7 de Junio. Los tres expertos fueron los encargados de analizar para el público asistente, en una mesa de debate, todas las claves y los pormenores de la exposición.

La presentación corrió a cargo de Francisco Calvo Serraller, catedrático de Historia del Arte, Académico de Bellas Artes, ex Director del Museo del Prado y autor de un estudio original para el catálogo de la exposición.

Una colección que representa la cultura española del siglo XX

La exposición “Diálogo entre Arte y Arquitectura” descubre, entre otros aspectos, elementos nuevos de un arquitecto y de unos artistas que simbolizan como pocos la cultura española del siglo XX, y que fueron pioneros en dar al arte español una dimensión internacional,  en medio de una época convulsa política y económicamente, como fueron los años 70 del pasado siglo.

En ese sentido, la exposición se exhibe a lo largo de los principales espacios del edificio Bankinter, en especial su vestíbulo de acceso, en cuyo techo se encuentra la que quizá sea la obra más ambiciosa de Pablo Palazuelo: los frescos pintados en el techo  que, con su juego de diagonales, dan la bienvenida a los visitantes y son el punto central de ese diálogo entre Arte y Arquitectura que es el motivo de la exposición.

A partir de esos espacios, la exposición se prolonga hacia el palacete clasicista, anejo al edificio Bankinter, que es el Palacio del Marqués de Mudela, finalizado en 1905 por el arquitecto Lorenzo Álvarez Capra. Un palacete que convive en perfecta armonía con el innovador edificio de Moneo, gracias a su original diseño, y en el que este se inspira tomando algunos de sus elementos que después serán claves en la construcción del nuevo edificio, como es la recuperación de la técnica en desuso del ladrillo prensado.

Además de las obras pictóricas de Manolo Millares, Antoni Tàpies y Pablo Palazuelo, la muestra incluye varios bocetos inéditos del cuaderno de trabajo de Rafael Moneo, el dibujo original del techo gracias a la generosidad de la Fundación Palazuelo, o la recuperación de las alfombras diseñadas por Millares y por el propio Palazuelo.

En definitiva,  una colección vibrante, que encarna valores de innovación, creatividad, imaginación, anticipación, visión de futuro, compromiso, modernidad y diversidad, que no por casualidad coinciden en gran medida con la misión y los valores de Bankinter.