Bankinter gana 148,3 millones de euros en el primer trimestre, un 13,8% más, con fuerte impulso del negocio bancario

22/04/2021
  • Todos los márgenes de la cuenta, así como el beneficio trimestral, crecen frente al primer trimestre de 2020 y también frente al primer trimestre de 2019, el año anterior a la pandemia.

  • La cartera de inversión crediticia se incrementa un 5,9%. La nueva producción hipotecaria en el trimestre es un 44% superior a la del primer trimestre de 2020.

  • El banco mejora sus principales ratios: un 11,3% de rentabilidad sobre recursos propios, ROE; un 12,3% de capital CET1 fully loaded, muy superior al requerimiento del BCE; y la morosidad en el 2,37%, 21 puntos básicos menos que hace un año.

El Grupo Bankinter inicia un todavía complicado ejercicio 2021 impulsando la actividad comercial, cada vez más pujante y diversificada. Esto se refleja en el crecimiento de todos los márgenes y líneas de negocio, que al igual que el beneficio trimestral, son superiores no solo respecto al primer trimestre de 2020, apenas afectado comercialmente por la pandemia, sino también sobre el primer trimestre de 2019, el año anterior a la crisis del coronavirus.

Del mismo modo, el banco mantiene su rentabilidad y su calidad de activos en situación privilegiada respecto a sus comparables en España, y con una solvencia reforzada que supera holgadamente las exigencias del BCE.

Las cuentas de este trimestre incluyen todavía los resultados de Línea Directa Aseguradora, que iniciará su andadura independiente el próximo 29 de abril, con su salida a Bolsa. No obstante, y al igual que en 2020, los resultados de la actividad bancaria y los de la aseguradora siguen mostrándose de forma desagregada.

Así, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria se saldó al 31 de marzo con 160,6 millones de euros, un 14,7% superior a la del primer trimestre de 2020, que pone de manifiesto la fortaleza del negocio bancario recurrente. Por su parte, el resultado antes de impuestos de Línea Directa alcanzó los 39,4 millones de euros, un 2,2% más que hace un año.

Con todo ello, el beneficio neto del Grupo Bankinter al 31 de marzo de 2021 se situó en 148,3 millones de euros, un 13,8% más en el primer trimestre de 2020.

En cuanto a las principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios, ROE, se incrementa hasta el 11,3%, frente al 10,2% del primer trimestre de 2020 y al 7% presentado al cierre de 2020, que se vio lastrado por el impacto de las provisiones extraordinarias.

La solvencia también experimenta una mejora significativa, con una ratio de capital CET1 fully loaded en el 12,3%, frente al 11,5% de hace un año, ratio muy superior al exigido por el BCE.

Por su parte, la ratio de mora se reduce en 21 puntos básicos en comparación con la de hace un año, hasta el 2,37%, con una cobertura que también mejora hasta el 62%.

En cuanto a la liquidez, Bankinter mantiene un gap comercial negativo, con una ratio de depósitos sobre créditos del 104,3%.

Los vencimientos previstos para 2021 son de 200 millones de euros, a los que se suman 1.000 millones para 2022, frente a los cuales la entidad cuenta con unos activos líquidos de 22.700 millones de euros y una capacidad de emisión de cédulas de 2.900 millones.

 

Márgenes en crecimiento.

El nuevo ejercicio da comienzo en un entorno económico que sigue esperando la recuperación y con una situación de tipos de interés anómala, que dificulta el negocio típico bancario. Aun así, todos los márgenes de la cuenta muestran cifras de crecimiento respecto al mismo periodo del año precedente, e incluso son superiores a los del primer trimestre de 2019, anterior a la pandemia, lo que indica que la actividad comercial del banco mantiene su impulso en todas sus líneas bancarias, propiciando el objetivo de la entidad de compensar la ausencia de los ingresos de Línea Directa en un horizonte aproximado de tres años.

El margen de intereses suma 311,8 millones de euros, lo que significa un 1,3% más que en el mismo periodo de 2020.

El margen bruto alcanza la cifra de 465 millones de euros, un 6,6% más que al 31 de marzo de 2020. Por tipo de ingreso, un 67% de ese importe proviene del margen de intereses y un 28% de las comisiones, procedentes en su mayor parte del negocio de gestión de activos, que aporta 44 millones de euros, un 15% más, en un extraordinario arranque del año de esta actividad. Por su parte, el negocio de valores, que sigue una tendencia igualmente alcista, aporta 24 millones, un 9% más.

En cuanto al margen de explotación antes de provisiones cierra el trimestre en 263 millones de euros, con un crecimiento del 6,4%. Bankinter mantiene controlados sus costes operativos, que son inferiores a los de los tres últimos trimestres. En cuanto a la ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, se sitúa en el 43,4%.

 

Datos del Balance.

Dentro de balance, los activos totales del Grupo superan por primera vez los 100.000 millones de euros, en concreto llegan a 100.821,6 millones, un 16,4% más que en el primer trimestre de 2020.

La inversión crediticia a clientes alcanza los 64.642,3 millones de euros, un 5,9% más. El crecimiento de la inversión en España, sin tener en cuenta EVO Banco, fue del 5% frente a un 2,6% de media del sector, con datos a febrero del Banco de España.

En cuanto a los recursos minoristas de clientes cierran este primer trimestre en 65.943,2 millones de euros, un 11,2% más. El crecimiento en España sin EVO de esos recursos fue del 11,4%, superior a la media sectorial, que fue del 9,2% con datos a febrero.

 

La actividad comercial da muestras de fortaleza y reactivación.

Pese a la persistencia de las dificultades económicas derivadas de la pandemia y de un estado de alarma que continúa vigente, la actividad comercial del banco presenta cifras de captación de negocio y clientes que comparan muy positivamente frente al mismo periodo de 2020, dando señales positivas de reactivación y poniendo de manifiesto la capacidad de adaptación del banco a momentos especialmente convulsos.

Comenzando por el negocio de Empresas, el mayor contribuidor al margen bruto del banco, su cartera de inversión crediticia ha cerrado este primer trimestre en 28.000 millones de euros, un 8% más que en el mismo periodo de 2020. Siguen teniendo especial protagonismo en esta cartera los préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), de los que se han dispuesto ya 6.300 millones de euros de los 8.700 millones formalizados. Entre las principales palancas del negocio de empresas cabe destacar, sobre todo, el buen comportamiento de la actividad de banca de inversión, que el banco desarrolla desde la marca Bankinter Investment, que ha incrementado un 22% su margen bruto.

En cuanto al negocio de Banca Comercial, o de personas físicas, la evolución de los segmentos de clientes de mayor patrimonio, como son Banca Privada y Banca Personal, ha sido especialmente positiva. El primer de ellos, Banca Privada, gestiona ya un patrimonio de 45.200 millones de euros, un 25% por encima de la misma cifra de hace un año. En cuanto a Banca Personal, el crecimiento es del 21%, hasta los 27.200 millones de euros.

Una dinámica igualmente positiva se observa en dos productos comerciales con gran potencial de captación de nuevos clientes, como son la Cuenta Nómina, en sus diferentes variantes, o las hipotecas. La cartera de cuentas nóminas se sitúa ya en los 13.500 millones de euros, con un 25% de incremento frente al mismo dato al cierre de marzo de 2020, demostrando la valoración que otorga el mercado a un producto consistente a lo largo del tiempo, con múltiples ventajas y una remuneración por encima del resto de productos similares.

El crecimiento en la actividad hipotecaria es, si cabe, mucho mayor. La nueva producción hipotecaria realizada en el trimestre alcanza los 932 millones de euros, frente a los 647 millones del primer trimestre de 2020, lo que supone un 44% más, y frente a los 623 millones de euros que se formalizaron en el primer trimestre de 2019, en un periodo sin pandemia, lo que denota en el caso de Bankinter un mercado absolutamente recuperado.

Un 77% de esa nueva producción hipotecaria ya se ha realizado a tipo fijo, y con un loan to value del 62%.

Es también muy reseñable la actividad del banco en el negocio de la gestión de activos, con unos recursos fuera de balance que crecen en un 25,9% en términos anuales, y dentro de ellos una cartera de fondos de inversión, entre propios y gestionados por terceros, que suman más de 25.500 millones de euros, en comparación con los 20.300 millones de hace un año. Por su parte, la cartera de fondos de pensiones experimenta un alza del 22,4%; y la de gestión patrimonial y sicavs, un 29,4% más.

Una conclusión parecida se obtiene tras analizar los resultados de Bankinter Portugal. La cartera de inversión alcanza los 6.700 millones de euros, con un crecimiento del 7%, siendo superior, como ya es habitual, la tendencia de crecimiento del crédito a empresas. Los recursos de clientes, por su parte, crecen a un ritmo del 10% en el año, hasta los 5.000 millones de euros; y los gestionados fuera de balance lo hacen en un todavía mayor 21%, hasta los 3.800 millones. Esto se traduce en mejoras en todos los márgenes de la cuenta: +6% margen de interés, +10% margen bruto y +28% margen antes de provisiones, lo que genera un beneficio antes de impuestos en el trimestre de 14 millones de euros, que representa un 25% más que en igual periodo de 2020.

Por su parte, el negocio de Consumo, operado por Bankinter Consumer Finance en España, Portugal e Irlanda, sigue viéndose afectado por la situación macroeconómica y por las restricciones a la movilidad, lo que necesariamente tiene su impacto en el gasto de hogares y familias. La cartera de inversión se mantiene en términos similares a los del año pasado, 2.900 millones de euros, apenas un 1% más, con desigual comportamiento por tipología de productos: crecimiento en préstamos personales y decrecimiento en el negocio de tarjetas revolving. Es destacable la buena evolución que está experimentado el negocio en Irlanda, a través de la marca Avant Money, donde la cartera de inversión se ha incrementado un 10% y donde una actividad tan reciente como la hipotecaria suma ya una cartera de 76 millones de euros.

En cuanto a EVO Banco, consolida en este comienzo de año su apuesta de crecimiento en el negocio hipotecario, multiplicando por 2,3 la nueva producción: 179 millones de euros formalizados en este primer trimestre frente a 77 millones el año pasado en el mismo periodo, y una cartera de inversión que en conjunto es un 43% superior a la del primer trimestre de 2020.

Línea Directa Aseguradora, que todavía este trimestre consolida íntegramente sus resultados en el Grupo Bankinter, si bien de forma desagregada a la actividad bancaria, muestra un alza del 2,8% en el número de riesgos asegurados, que llegan casi a los 3,26 millones, con un ratio combinado del 85,4%, un ROE del 32% y una ratio de solvencia II del 266%.

Al cierre del primer trimestre de 2021, Línea Directa alcanza un beneficio neto de 29,6 millones de euros, un 1,9% más que al 31 de marzo de 2020.