Bankinter estima en 146 millones las provisiones necesarias para afrontar la nueva norma de saneamiento del sector financiero

08/02/2012
  • La cifra supone un 32% del margen antes de provisiones del ejercicio 2011, por lo que serán absorbidos con holgura y en su totalidad por los resultados de 2012.

  • La nueva normativa también establece nuevos requerimientos de capital, que para Bankinter supondrán tan solo un 0,16% del ratio de capital principal.

Bankinter ha estimado en unos 146 millones de euros el importe necesario de provisiones para dar cumplimiento a los requerimientos establecidos en el Real Decreto-ley 2/2012 de saneamiento del sector financiero, recientemente aprobado por el Gobierno. Esta cifra se ha calculado a fecha 31 de diciembre de 2012.

De estos 146 millones de euros, 56 millones corresponden a la provisión genérica requerida para la exposición al sector promotor en situación normal.

Los restantes 90 millones se reparten de la siguiente manera: 30 millones de provisiones para exposición promotora morosa y sub estándar ligadas al suelo; 7 millones de provisiones para la exposición promotora morosa y sub estándar ligadas a promociones en curso; 8 millones de euros de provisiones para el resto de la exposición promotora morosa y sub estándar; y 45 millones de provisiones adicionales para la cobertura de los activos adjudicados.

Esta cifra supone un 32% del margen antes de provisiones obtenido por el Grupo Bankinter al cierre del ejercicio 2011, por lo que serán absorbidos con holgura y en su totalidad por los resultados del banco en 2012. Adicionalmente, el banco cuenta con provisiones genéricas por valor de 115 millones que podrán ser aplicadas parcialmente para compensar el impacto en los resultados del ejercicio.

La nueva normativa también establece nuevos requerimientos de capital, que en el caso de Bankinter supondrán tan solo un 0,16% del ratio de capital principal, contando la entidad con un amplio excedente de recursos propios para cubrirlo.

La calidad de activos de Bankinter está por encima de la media del mercado, siendo esta una de las ventajas competitivas de la entidad en un entorno tan difícil como el actual. Así, Bankinter cerró el ejercicio 2011 con un ratio de morosidad del 3,24%, menos de la mitad que el sistema financiero; y con una cartera total de activos inmobiliarios adjudicados (por un importe bruto de 484 millones de euros) que, además de reducida en comparación con la del sector, muestra una buena diversificación.