Bankinter eleva de 20 a 50 euros el límite en pagos ‘contactless’ para que los clientes no tengan que introducir físicamente el PIN

03/04/2020
Tarjetas de Bankinter.
  • El banco comunica a los clientes la medida que se implanta en todas las tarjetas que tengan contratadas.

Bankinter ha decidido aumentar el límite que se requiere para pagos contactless sin PIN o firma desde los 20 euros hasta los 50. De esta forma, la entidad evita a los clientes tener que teclear el PIN en el terminal del comercio (TPV) o tener que firmar después el recibo de dicho terminal.

Se trata de un paso más que se incluye dentro del plan de choque que ha lanzado Bankinter para ayudar a particulares y a empresas en la coyuntura generada por el coronavirus. En este caso, constituye una acción de prevención sanitaria, ya que los pagos de entre 20 y 50 euros también dejan de exigir que el cliente tenga un contacto físico con un dispositivo ajeno. El banco ya ha notificado a los clientes el nuevo límite que tendrán temporalmente los pagos sin contacto.

En la actual situación se siguen produciendo compras a través de medios de pago en establecimientos cuya apertura está autorizada, como los pertenecientes al sector de alimentación, sanitario y farmacéutico, principalmente.

Por otro lado, las tarjetas de Bankinter son válidas en todos los wallets y apps de medios de pago.

Bankinter anunció el pasado 20 de marzo un plan de choque con medidas que buscan mitigar los efectos generados por el COVID-19. Entre ellas, se incluyen el adelanto en una semana del pago de la prestación por desempleo a los clientes beneficiarios de la misma, el anticipo en cinco días del abono de la pensión, la carencia de hasta cuatro meses en el pago del capital para hipotecas de clientes en situación de vulnerabilidad, así como el mantenimiento de la remuneración y las ventajas de la Cuenta Nómina aunque los ingresos de los actuales clientes bajen del límite requerido para mantener las ventajas de este producto.

Asimismo, la entidad ha lanzado varias medidas dirigidas a empresas, pymes y autónomos, como facilidades crediticias y de financiación, además de las líneas con aval público anunciadas por el Gobierno.