Bankinter conmemora el primer aniversario de su llegada a Portugal con la inauguración de una nueva sede

04/04/2017
  • La Consejera Delegada, María Dolores Dancausa, resalta el compromiso del banco con la contribución al avance de la economía portuguesa, tras el cierre de un 2016 con crecimiento del crédito.

Bankinter celebra estos días el primer aniversario de su llegada al mercado financiero de Portugal tras el cierre efectivo de la compra del negocio minorista de Barclays en este país el 1 de abril de 2016. Como conmemoración de este primer año, Bankinter inauguró ayer la que ya es su nueva sede en Lisboa, situada en la céntrica plaza de Marqués de Pombal.

Se trata de un edificio emblemático, que cuenta con 4.200 metros cuadrados distribuidos en ocho plantas. A él se trasladan los servicios que hasta ahora estaban ubicados en el Palacio de Sotto Mayor y parte de los que estaban en otro inmueble del denominado complejo Colombo. Con la nueva sede, Bankinter agrupa casi todos sus servicios en un solo edificio, con lo que consigue una mejora en eficiencia operativa, además de lograr una mayor visibilidad de marca, que contribuirá a impulsar la actividad comercial en Portugal.

La Consejera Delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, inauguró ayer la nueva sede, que visitó junto con varios directivos del Grupo. Posteriormente, y también dentro de esta conmemoración, tuvo lugar un evento de la recientemente llegada a Portugal Fundación Innovación Bankinter, que giró en torno a un ciclo de conferencias centrado en las start-ups como fuente de innovación, y en el que participaron como ponentes diferentes expertos de la Fundación.

María Dolores Dancausa puso el broche final a esta jornada conmemorativa con la clausura del acto de la Fundación. Durante su intervención, la Consejera Delegada de Bankinter resaltó el firme compromiso que tiene el banco con la contribución al avance de la economía portuguesa.

Durante los nueve meses de 2016 en los que la sucursal abierta en Portugal ha operado ya bajo la marca Bankinter, el banco ha otorgado un 3% más de créditos en el país, hasta alcanzar los 4.600 millones de euros. Mientras, el volumen de depósitos minoristas aumentó un 24% y se situó en 3.700 millones.

Los activos del negocio en Portugal representan un 8% del balance del banco, al cierre de diciembre, y el objetivo es que dupliquen este peso. Los retos de crecimiento se centran en Banca de Empresas, Banca Personal y en hipotecas, segmentos en los que Bankinter aspira a una cuota de mercado del 4%, del 10% y del 7%, respectivamente.

A 31 de diciembre de 2016, Bankinter Portugal obtuvo, en términos de resultados recurrentes, un margen bruto de 90,2 millones de euros, un margen de explotación de 20,3 millones y un beneficio antes de impuestos de 7,7 millones de euros.